actualidad, opinion, variedades.

Más reciente

Cómo encontrar Wi Fi gratis en cualquier lugar del mundo


6a00d8341bfb1653ef01a3fcc78d35970biStock – En Buenos Aires, Londres o París. Nunca se sabe dónde se pueda necesitar una buena conexión Wi Fi gratuita. Y probablemente nunca está demás saber si se cuenta con esta opción, ya sea porque uno se quedó sin datos en el celular o bien porque no se quiere gastar de más.

Cafe Wi Fi es una aplicación que permite identificar los bares o cafés cercanos al usuario que cuentan con conexión wireless. La información está elaborada en función de los aportes que hacen los diferentes cibernautas, tal como ocurre con varias apps para conocer el estado del tráfico.

Los datos se pueden acceder desde la aplicación, que por ahora sólo está disponible para iOS, o bien ingresando a la página web. Allí se verá un mapa mundial y bastará hacer click en el sitio donde se quiera rastrear cafés con conexión Wi Fi.

Se especifica el nombre del bar y se dan detalles del tipo de conexión. Se califica si es potente, confiable y los comentarios que desee incluir el usuario al respecto.

El sitio no sólo sirve para encontrar lugares con el servicio que se desea, sino que también el usuario, con sus comentarios, puede contribuir a construir una base de datos cada vez más precisa.

nuestras charlas nocturnas.

El misterio del metal que nació con el Big Bang, desapareció y ahora inunda nuestra galaxia (y abunda en el Cono Sur)


Este metal blanquecino que a mediados del siglo XIX se utilizaba para tratar desde la gota hasta desórdenes psiquiátricos, hoy -aunque se sigue usando como tratamiento para el trastorno bipolar- la mayoría de la gente lo asocia con las baterías.

De hecho, es un componente imprescindible para alimentar nuestros teléfonos, computadoras portátiles y otros dispositivos del estilo.

Y con el auge de los coches híbridos, el mercado para este metal al que ya se conoce como el “petróleo blanco” o el “oro blanco” no hará más que crecer; hasta tres veces, de acuerdo a Goldman Sachs, una de las bancas de inversión más importante del mundo.

La mayoría de las reservas de litio se encuentran en Sudamérica, en concreto en el llamado “triángulo del litio”, localizada en el límite de Argentina, Bolivia y Chile.

Se calcula que almacena más del 85% de las reservas conocidas. Especialmente el salar de Uyuni, en Bolivia, del que se cree que podría contener hasta la mitad de las reservas mundiales.

Pero este metal existe desde mucho antes que cualquier montaña; desde antes incluso que la propia Tierra.

De hecho, el litio es uno de los elementos que, junto al hidrógeno y el helio, nacieron del Big Bang, hace 13.800 millones de años.

La historia del litio es larga y también llena de misterio.

Es que, después del Big Bang, la mayoría del metal recién creado desapareció.

Y sin embargo, cuando los astrónomos observan el universo actual, encuentran cuatro veces más litio del que pudo haberse generado en el Big Bang.

“Polvo de estrellas”

Por más de una década, los científicos han tratado de averiguar el origen de este litio extra.

Aunque es probable que, gracias a los descubrimientos más recientes, esa búsqueda de fábricas de litio cósmicas haya terminado.

Desde el oxígeno que respiramos al hierro de nuestra sangre, la gran mayoría de los elementos de nuestro cuerpo se forjaron en los hornos nucleares de las estrellas.

Tal como dijo el astrónomo Carl Sagan, “estamos hechos de materia de polvo de estrellas”.

Pero los elementos más pesados, como el titanio, se produjeron durante las explosivas muertes de estrellas gigantes.

Y metales como el oro pudieron haberse creado de poderosas colisiones entre estrellas de neutrones, los núcleos ultradensos de las estrellas muertas.

Pero los elementos más básicos se generaron durante los primeros tres minutos posteriores al Big Bang.

Primero nacieron unas trazas de una versión más pesada del hidrógeno llamado deuterio, con un neutrón en su núcleo, y una versión más ligera del helio, con un núcleo que tenía un neutrón en vez de dos.

Y finalmente el Big Bang dejó tras de sí una pequeña cantidad de litio.

Tres minutos después, el universo se enfrió demasiado como para que se formaran más elementos.

A pesar de que esto pasara hace 13.800 millones de años, los científicos conocen bien las reacciones nucleares que generaron estos primeros elementos.

Las muestras precisas tomadas por los satélites WMAP y Planck les permitieron a los expertos calcular cuánto de cada elemento e isótopo pudo haberse formado.

Pero el resultado de estos cálculos no coincidía del todo con lo que los científicos observaban.

Menos al principio, demasiado después

_94795729_espacioDe hecho, se dieron cuenta de que en los primeros tiempos del universo existía tres veces menos litio del que tuvo que haberse generado tras el Big Bang.

De acuerdo a una de las hipótesis, fue un proceso interior de las estrellas, cuyos detalles se desconocen, el que destruyó el litio antiguo. Y otras presunciones son más radicales e involucran una física completamente nueva.

Éstas hablan, por ejemplo, de una interacción con la materia oscura, la materia desconocida que se cree comprende una cuarta parte del cosmos, que pudo haber eliminado el metal del universo.

Pero los expertos también vieron que en la actualidad en el universo no hay un déficit de litio, sino un superávit.

Los astrónomos han encontrado cantidades relativamente abundantes de litio en la superficie de las estrellas jóvenes, de reciente creación, así como en los meteoritos del Sistema Solar.

En total, calculan que hay hoy cuatro veces más de ese metal de lo que hubiera podido generarse en el Big Bang.

Algo, entonces, debió haber creado ese exceso de litio y dispersado a lo largo y ancho del cosmos.

¿Pero qué?

Rayos cósmicos

Una posibilidad es que fueran los rayos cósmicos, unas partículas de alta energía, en su mayoría protones, que se mueven en el espacio.

Estos pueden chocar contra átomos sueltos de, por ejemplo, oxígeno. Y la colisión rompe el oxígeno, fragmentándolo en elementos más pequeños, incluido el litio.

Aunque este proceso pudo haber ocurrido a lo largo y ancho de la galaxia, señala Fields, los cálculos sugirieron que con dichas colisiones sólo pudo haberse generado el 20% del metal que los expertos observan hoy.

Otro 20% se lo atribuyen al Big Bang, pero aún quedaría un 60% sin explicación.

Parte de este 60% podría provenir de un particular tipo de estrella, la asintótica gigante (AGB, por sus siglas en inglés).

Estas estrellas de masa intermedia -no más pesadas que 10 soles- están cerca de morir.

Y las reacciones nucleares de sus centros están produciendo litio, que luego puede salir a la superficie.

Pero los expertos no tienen claro cuánto de este litio termina realmente en la galaxia.

Estrellas moribundas

_94795945_thinkstockphotos-518675381Después están las explosiones estelares llamadas nova.

A diferencia de las supernovas, sus hermanas mayores y más poderosas, las novas no son el resultado directo de la muerte estelar.

Estas explosiones más leves suceden en la superficie de una enana blanca, el cadáver de una estrella como el Sol pero del tamaño de la Tierra.

Si una enana blanca está en órbita junto con otra estrella, su fuerza de gravedad puede atraer hacia ella hidrógeno y otros elementos de ésta.

Así, estos materiales se acumularán en capas sobre la superficie de la estrella enana blanca, lo que afectará a la temperatura y la presión de ésta, provocando una fusión termonuclear, de lo que resultará cierta cantidad de litio.

La fusión aumentará la temperatura aún más, lo que desencadenará a su vez en más reacciones de fusión.

Y pronto tendrá lugar una explosión que desde la Tierra se asemeja a la más brillante de las estrellas: una nova.

El estallido diseminará litio en el espacio, a una velocidad de miles de kilómetros por segundo.

Esto hace que las novas sean mucho mejores dispersando el metal que las estrellas AGB, dice Luca Izzo, un astrónomo del Instituto de Astrofísica de Andalucía, en España.

Cuestión de cantidad

Durante años, los astrónomos han tratado de determinar cuál de estos tres fenómenos -los rayos cósmicos, las estrellas AGB o las novas- pudieron haber producido más litio.

“Sabemos que de todos ellos se formó litio”, dice Fields.

“La pregunta es si contribuyeron a ello en la misma medida o si alguno de los procesos fue el dominante”, añade.

“Llevamos mucho tiempo con ese debate”.

Hace 40 años los expertos establecieron a las novas como potenciales fábricas de litio.

Más cálculos llevados a cabo en la década de 1990 apoyaron esta hipótesis, aunque siempre de forma teórica, sin ninguna observación que pudiera corroborarlo.

Y es que, durante décadas nadie pudo ver una nova que produjera litio.

Pero luego, a principios de 2015, eso cambió.

Berilio

_94795951_thinkstockphotos-93168987Fue ese año cuando un equipo liderado por Akito Tajitsu, del Observatorio Astronómico Nacional de Japón, encontró berilio en una nova.

Esa era la señal de que esos fenómenos generan litio, ya que el berilio se descompone en ese metal.

A los pocos meses, el equipo de Izzo hizo un hallazgo similar.

Y en 2016 el equipo japonés volvió a descubrir berilio en otras dos novas, una de las cuales denominaron V5668.

Ese último descubrimiento fue confirmado por otro equipo de expertos, liderado por Paolo Molaro, del Observatorio Astronómico de Trieste en Italia, y en el que participaba Izzo.

Ya había, pues, cuatro evidencias de que las novas producían el misterioso metal.

“Ahora unos expertos en espectroscopia -el estudio de la interacción entre la radiación electromagnética y la materia- están obteniendo unos resultados similares”, dice Jordi José, un astrofísico de la Universidad Técnica de Cataluña, en España.

“Y todo esto empieza a aclarar algo”, asegura.

“(Los expertos) han podido captar una nova en acción justo después de la explosión, y han podido medir lo que (ese proceso) ha generado”, confirma Fields.

“Y lo que se forma son toneladas de litio”, afirma.

El 80%

De hecho, Izzo dice que, en base a las observaciones de su equipo, a un ritmo de dos novas por año se habría podido generar todo el litio que hoy inunda la galaxia.

Aunque es una estimación preliminar, la información obtenida es importante.

“Estamos llegando a la verdad”, dice Fields, algo con lo que concuerda José.

Y es que, aunque los modelos existentes hasta ahora indicaban que la mitad del litio que existe ahora en la Vía Láctea se debía a las novas, las observaciones más recientes confirmarían que el 80% del metal que no se originó con el Big Bang se generó después con estos fenómenos.

Aunque, por otra parte, ninguno de estos descubrimientos aclara cómo y por qué desapareció el litio creado tras el Big Bangdurante los primeros tiempos del universo.

“Pero a medida que entendamos mejor el proceso de creación del litio, esto nos ayudará a desentrañar la historia de la presencia de este metal en nuestra galaxia”, dice Fields.

Lo que está claro es que, ya sea desde el ardiente nacimiento del cosmos o por las explosiones nucleares de una estrella moribunda al otro lado de la galaxia, los átomos de este metal, considerado hoy el “petróleo blanco”, han recorrido un largo camino hasta la batería de nuestros celulares.

nuestras charlas nocturnas.

La NASA responde a las dudas sobre los 7 nuevos planetas: estas son sus respuestas


hallazgo-planetas-perfecto-responder-sistema_1002211228_122772869_667x375Por Enrique Morales/lainformacion.comEl pasado miércoles, la NASA confirmaba la existencai de la existencia de hasta siete pequeñosplanetas que orbitan la estrella enana roja fría TRAPPIST-1, a 40 años luz de la Tierra.

Todos los planetas, etiquetados como TRAPPIST-1b, c, d, e, f, g y h en orden creciente de distancia desde su estrella madre, tienen tamaños similares a la Tierra. Algunos podrían ser habitables.

El hallazgo fue posible gracias a la acción combinada del telescopio TRAPPIST-Sur en el Observatorio La Silla de European Southern Observatory, el Very Large Telescope (VLT) en el observatorio Paranal y el telescopio espacial Spitzer de la NASA, así como de otros telescopios alrededor del mundo.

La noticia ha causado gran expectación y ha generado muchas incógnitas y por ello, la NASA se ha brindado a dar a los ciudadanos respuestas. Lo hecho a través del agregador Reddit.

“Somos un grupo de expertos dispuestos a responder a sus preguntas sobre el descubrimiento, el Telescopio Espacial Spitzer de la NASA, y nuestra búsqueda de la vida más allá de la Tierra. ¡Pregúntenos cualquier cosa!”, dicen. Y los usarios han aceptado la invitación

Estas son algunas preguntas y respuestas destacadas:

¿Cuál es el protocolo si se encuentra algún signo de vida en alguno de los exoplanetas?

Todavía no tenemos un protocolo. Lo más probable es que hagamos un descubrimiento provisional, que tardará más en confirmarse.

Si encuentra signos de vida, ¿será una prioridad principal informar al público?

Nuestra manera de actuar es dar la más amplia difusión posible y apropiada de la información concerniente a nuestras actividadades y los resultados de la misma”, así que sí, informaríamos al público.

¿Qué sigue? ¿cuáles son los próximos pasos para descubrir más sobre este hallazgo? ¿Qué se encontrará en un futuro próximo?

Kepler / K2 de la NASA está observando actualmente TRAPPIST-1 La nave espacial ha estado monitoreando el brillo de la estrella desde el 15 de diciembre de 2016 y continuará haciéndolo hasta el 04 de marzo de 2017. Eso es más de 70 días de datos. Los científicos serán capaces de definir el período orbital del séptimo planeta. También pueden ser capaces de ver una rotación (o reversión) en las variaciones de tiempo de tránsito que permitirá a los científicos para perfeccionar las estimaciones de masa del planeta. Tal vez incluso encontraremos planetas en tránsito adicionales. Los datos brutos serán colocados en el archivo público inmediatamente después de que finalice la campaña de observación. Debería estar disponible para la comunidad el 6 de marzo. Esta es una de las muchas maneras en que los científicos estudiarán el sistema TRAPPIST-1.

Si se descubre vida en cualquiera de estos exoplanetas, ¿Cuánto tiempo pasaría desde el momento del descubrimiento hasta un anuncio real al público? ¿Podría ese tiempo diferir dependiendo de los tipos de vida encontrados? ¿Tardaría más en revelar a los seres sintientes que en revelar la vida microbiana?

Esa es una gran pregunta y algo sobre lo que han reflexionado muchas organizaciones diferentes. Hay un gran artículo sobre esto firmado por el científico de SETI Dr. Duncan Forgan https://arxiv.org/abs/1605.02947 que mira muchos diversos escenarios en la edad de noticias de 24 horas y medios sociales.

¿Cómo es de estable la configuración del planeta del sistema? ¿Ha alcanzado una estabilidad durante las largas escalas de tiempo como lo ha hecho nuestro sistema solar, o es un sistema relativamente joven en el que esperaríamos que los cuerpos aún se unieran en objetos más grandes con el tiempo?

La estabilidad del sistema aún no está clara, porque es un sistema dinámico complejo, las masas de los planetas aún no están determinadas con precisión, no sabemos todavía el período orbital del séptimo planeta, y podría haber más planetas. ¡Más sobre esto pronto!

¿Cuándo/cómo se podrá determinar si hay signos de una atmósfera rica en oxígeno? Había mucha especulación antes de la conferencia de que ustedes ya lo habían detectado.

Va a pasar un tiempo antes de encontrar un ambiente rico en oxígeno. El Telescopio espacial James Webb tiene pensado su lanzamiento en el otoño de 2018, por lo que tendremos que esperar para probar hasta algún tiempo después de eso. Resulta que algunas atmósferas ricas en oxígeno que pueden existir no son creadas para la vida, por lo que asociar el oxígeno requerirá cuidado. ¡Espero que podamos encontrar, identificar y anunciarlo en pocos años!

¿Podemos esperar tener la tecnología en los próximos 20-30 años para saber con seguridad que hay vida en esos planetas en forma de vegetación?

Con el fin de ver la vegetación y otras características de la superficie (por ejemplo, océanos, continentes), vamos a necesitar telescopios futuros mejores que el JWST. JWST observa a los planetas y las estrellas anfitrionas. Podemos ver los tránsitos, que son cuando el planeta pasa entre nosotros y su estrella, y de estos tránsitos podemos observar cómo los gases en la atmósfera del planeta interactúan con la luz de las estrellas que pasa a través de la atmósfera.

Desafortunadamente, esta técnica no nos permite ver las superficies de los exoplanetas. Para ello, necesitaremos tecnología futura más avanzada que pueda estar disponible en las próximas décadas, lo que nos permitirá bloquear la luz de la estrella y observar los planetas directamente.

Ejemplos de estas tecnologías son las herramientas de supresión de las estrellas llamadas coronógrafos y estrellas. Sin embargo, los planetas TRAPPIST-1, al estar tan cerca de su estrella anfitriona, probablemente serían difíciles de observar directamente de esta manera. Estas tecnologías de supresión de las estrellas fallan una vez que se acercan demasiado a la estrella, por lo que este tipo de observaciones sería extremadamente difícil. Otros sistemas planetarios que orbitan estrellas más calientes pueden ser detectables con estas tecnologías, aunque Y sobre ellos, podríamos buscar cosas como la vegetación y otros signos interesantes de habitabilidad y vida.

¿Cuánto tiempo se tarda con la tecnología actual para llegar a este sistema solar? A¿cuál es el siguiente paso en la búsqueda de lo que está pasando allí?

En este momento no hay ninguna tecnología actual que nos puede permitir llegar al nuevo sistema planetario. Es por eso que vamos a utilizar los telescopios espaciales para observar los planetas desde lejos.

nuestras charlas nocturnas.

Un detector de odio online: Dispositivo Perspective localiza “toxicidad” en sitios de prensa


Rassegna stampa estera sulle dimissioni del premier Matteo Renzi, Roma, 5 dicembre 2016. ANSA/WEB ++ NO SALES, EDITORIAL USE ONLY ++

(ANSA) – ROMA – El coloso informático Google se apresta a lanzar Perspective, un dispositivo puesto a disposición de los medios de comunicación para filtrar comentarios cargados de odio en las noticias online.
No sólo las noticias falsas alteran la navegación sino que también los insultos, los “trolls” (usuarios falsos, muchas veces pagados para algún objetivo o causa)y los provocadores “profesionales” de disturbios envenenan a diario con comentarios tóxicos las conversaciones en los formatos digitales. Para combatir este panorama extendido está pensado Perspective como fruto de Jigsaw, incubador tecnológico de Alphabet, paraguas corporativo que comprende a Google.
Al aprovechar el “machine learning” o aprendizaje automático, esta tecnología reconoce los insultos explícitos pero también las ofensas más sutiles.
El sistema, explica Jared Cohen, presidente de Jigsaw, analiza los comentarios y les asigna un puntaje de “toxicidad” de uno a cien.
Se trata de un instrumento que Google deja en manos de los editores, ellos serán los que decidan cómo utilizarlo.
El New York Times, involucrado en la fase de desarrollo junto a Wikipedia, decidió utilizar estos algoritmos para hacer una primera proyección de los comentarios que los redactores deben moderar, cerca de once mil al día para un equipo de 14 personas y solo para el 10% de los artículos online.
Pero se puede decidir usar Perspective también de otros modos, por ejemplo, mostrando al usuario el “puntaje” de su comentario para ponerlo en guardia de un posible lenguaje ofensivo. Perspective no opera como una “lista negra”, no juzga los comentarios sobre la base de un elenco predefinido de términos, sino que confronta las frases a través de una enorme base de datos inicial, comenzada con al menos cinco millones de comentarios etiquetados manualmente por revisores humanos.
La base de datos se “afina” cada vez que encuentra nuevos ejemplos de comentarios potencialmente ofensivos, cuya valoración es evaluada por las personas.
Por el momento Perspective está desarrollado solamente para el inglés, pero el futuro funcionamiento en otros idiomas dependerá de una fase de adiestramiento del algoritmo junto a organizaciones editoriales que trabajen en el proyecto en cada nueva lengua. Por ahora, en la fase de pruebas anglosajona, hay anotados otros dos grandes socios: The Guardian y The Economist.
La tecnología será de código abierto (open source), disponible de manera gratuita para todos, según los planes.
Los datos permanecerán disponibles para los editores que pueden elegir si le permiten a Google salvarlos.
Prácticamente nadie en el mundo puede considerarse inmune a los llamados “leones del teclado”, verdaderas legiones de internautas capaces de ofender o insultar a cualquiera, muchas veces desde la presunta seguridad de la distancia física y el anonimato.
En Estados Unidos, al menos el 72% de los usuarios de Internet tuvo testimonios de episodios de este tipo y al menos la mitad los sufrió de modo personal.
Además un tercio suele autocensurarse por miedo a las reacciones que puedan generar sus comentarios y observaciones.
Muchos son los sitios de información que decidieron cerrar sus noticias a los comentarios, para no transformar sus plataformas en “conversaciones de bar” ordinarias y agresivas.
Los esfuezos para contener el lenguaje violento en la red son múltiples también por parte de otras grandes compañías tecnológicas.
Twitter desde hace poco reforzó su lucha contra los “trolls” y los abusos, mientras que Instagram introdujo filtros “anti-acoso”.
Facebook tiene una política de condena de la incitación al odio y sobre esta red social tales contenidos pueden ser denunciados y se advierte a los emisores para que los cancelen, incluyendo suspensiones de los perfiles que no cumplen las normas.
En Italia se aprobó recientemente el manifiesto “Parole Ostili” (“Palabras hostiles”), un decálogo disponible para un uso responsable de la red. (ANSA).

nuestras charlas nocturnas.

Un chiste del presidente de Islandia que desató una polémica: “Prohibiría por ley el ananá en la pizza”


 

a85c80015ec25560773b3e9245807eca(ANSA) – ROMA – El presidente islandés, Guoni Johannesson, desató una controversia de alcance nacional al declarar que, si fuese por él, “prohibiría el ananá sobre la pizza por ley”.
La respuesta del mandatario a una pregunta en apariencia inocente de un estudiante suscitó una acalorada discusión en las redes sociales. A tal punto, que se vio en la obligación de “aclarar su posición”, como si se tratase de un grave incidente diplomático. El ya bautizado “ananá-gate” nació de un encuentro con alumnos de un liceo de Akureyi.
Después de haber conversado de diversos temas de actualidad y de haber declarado que su equipo de fútbol preferido es el Manchester United, el mandatario islandés “osó” declarar, ante la pregunta de un estudiante, que si tuviese el poder “prohibiría el ananá sobre la pizza por ley”. Se desató una batahola. En Twitter, el hashtag #pineappleonpizza (ananá en la pizza) devino en uno de los más populares en todo el mundo y las redes sociales se dividieron en dos: par algunos, el ananá sobre la pizza es una “aberración” mientras que para otros es considerada una “delicadeza”. La controversia llegó a un punto tal que la cadena de noticias estadounidense CNN realizó un sondeo entre los usuarios de su sitio en Internet que, se presume, son en su mayor parte norteamericanos. El resultado: Ay de aquel que toque la pizza “hawaiana”!.
En síntesis, la “controversia pizza” desencadenó tal debate que el presidente de un país con alrededor de 320.000 habitantes se vio obligado a publicar una nota en Facebook, en inglés y en islandés, para explicar que el ananá le gusta “pero no sobre la pizza”.
Electo en junio pasado, Johannesson es uno de los presidentes más amados en la historia de Islandia, con una aprobación del 97%. Tal índice de apoyo no es casualidad: rechazó un aumento de su sueldo del 20%; decidió donar el 10% de su retribución para beneficencia y fue el primer líder mundial en participar de un Gay Pride (Desfile del Orgullo Gay).
Pero es sobre todo su estilo informal lo que es más apreciado: una noche fue visto en un restaurante comprando una pizza para llevar, de seguro, sin ananá.(ANSA).

 

nuestras charlas nocturnas.

Simbología piedras preciosas en “La última cena”


int1285219e20d1a51_0(ANSA) – FLORENCIA – Un estudio inédito explora la simbología de las piedras preciosas reconocibles en “La última cena” de Leonardo da Vinci.
La pintura, conservada en el Cenáculo de la Iglesia Santa Maria delle Grazie, en Milán, fue objeto de una minuciosa investigación de la docente Elisabetta Sangalli di Monza, cuyo resultado se volcó en el libro “Leonardo y las doce piedras del Paraíso”.
“Profundizar el estudio de una pintura destinada a la vida monástica significa investigar sobre contenidos teológicos, rastreables en todos los detalles indicados por el maestro, incluidas las piedras preciosas”, explicó la profesora. Se trata de un aspecto inexplorado, además de poco conocido, de la pintura, que sin embargo llamó la atención de esta investigadora independiente.
En su análisis, Sangalli di Monza examina las piedras preciosas presentes en la obra en relación a su eventual significado bíblico. También ahonda en la moda, nacida en la corte de Ludovico Il Moro, de usar minerales en vestidos y mantos con terminaciones en pieles.
“Muy probablemente Leonardo da Vinci -explicó la estudiosa- pintó las piedras del Cenáculo otorgándoles una interpretación personal, desvinculándolas de la simple indumentaria cortesana y asociándolas a cada personaje en base al carisma de cada uno”.
El gran artista, por lo tanto, pintó en “La última cena”, “con clara intención, solo ocho de las doce piedras bíblicas” preciosas, que el pueblo de Israel usaba usaba para confeccionar los hábitos del sumo sacerdote.
Entre ellas, la esmeralda en las prendas de Jesús, “piedra considerada portadora de paz y símbolo de renacimiento y que hasta la Edad Media se vinculaba con la posibilidad de regeneración”, según indica el libro.
La esmeralda que aparece sobre el atuendo del Cristo, descendiente de la tribu de Judá, “era en cambio asociada por la tradición judía a la tribu de Levi, la única que tenía acceso al sacerdocio”.
En la ropa de San Juan, se aprecia un “yahalom”, un diamante “con clara alusión a la luminosa espiritualidad del apóstol predilecto y a su corazón puro”, agrega el texto.
En cambio, la piedra azul que lleva la figura de Andrés “parecería relacionarse a la tradición medieval, que asociaba al apóstol con el zafiro, piedra fundamental de la Ciudad Celeste, descrita en el capítulo 21 del “Apocalipsis”.
Cada interpretación de esta iconografía inédita fue refrendada por la investigadora con la comparación de copias contemporáneas fieles a la pintura original.
La librería del Museo del Louvre, en París, anunció a la autora que el libro será incluido en el catálogo de las publicaciones de arte. (ANSA).

nuestras charlas nocturnas.

Misofonía: por qué el sonido de gente comiendo puede molestarte en exceso


A %d blogueros les gusta esto: