actualidad, opinion, variedades.

Eroticosas

A qué edad tienen las mujeres sus mejores orgasmos


Infobae – Una aplicación femenina realizó una investigación para descubir en qué momento de la vida las mujeres se autoperciben más sensuales y disfrutan más del sexo. 

El placer sexual femenino no es algo que pueda definirse de manera unviersal o lineal. Cada mujer lo vive a su manera y disfruta de las relaciones sexuales de diversas formas. Sin embargo, un reciente estudio llevado a cabo por una aplicación, descubrió que sí existe una edad donde los orgasmos son más potentes.

En la investigación, las 2.618 participantes evaluaron su satisfacción sexual (incluidas la frecuencia de relaciones sexuales y la satisfacción de su pareja), la atracción (autopercibida y a ojos de su pareja), así como la frecuencia del orgasmo y el disfrute.

El estudio realizado por la aplicación Natural Cycles, reveló finalmente interesantes patrones del comportamiento sexual en tres grupos distintos de edad: menores de 23 años, mujeres de entre 23 y 36 años y mujeres de más de 36. Los resultados fueron claros: el orgasmo, la auto percepción del atractivo y el placer sexual mejoran con la edad.

Según este estudio, las mujeres después de la tercer década de edad, específicamente las de 36 años, son quienes se sienten más atractivas y disfrutan del sexo mucho más que las más jóvenes.

“Los resultados del estudio envían un mensaje muy positivo sobre algo que las mujeres saben desde hace tiempo”, explicó Amanda Bonnier, gerente de la aplicación que llevó a cabo el estudio. “Cuanto mayor sos, mejor conoces tu cuerpo, más placentera puede ser tu vida sexual y más confianza tenés en vos mismo”.

No obstante, en la investigación no se diferenciaron las formas de alcanzar el clímax sexual, algo que es determinante y que está muy relacionado con el conocimiento del propio cuerpo y la experiencia en relaciones sexuales. En las mujeres, la tensión física que se libera en el punto máximo de placer no es algo absoluto, atribuible a todos los casos. Según estudios previos, del 30 a 35% de las mujeres alcanza el orgasmo solo con penetración, pero el resto necesita de otros recursos.

Según explico el médico psiquiatra y sexólogo Walter Ghedin (MN 74.794) a Infobae, “hay mujeres que tienen orgasmos por penetración, otras que pueden obtenerlo tanto por estimulación del clítoris como por penetración y otras que llegan al clímax solo por ‘tocar’ el clítoris. Todas estas formas son posibles y cada una responde a la manera fisiológica y psicológica de conseguir el orgasmo”.

Cuando se les preguntaba por su propio atractivo sexual, las mujeres mayores de 36 años fueron quienes demostraron una mayor confianza en sí mismas, seguidas muy de cerca por las mujeres menores de 23. Sin embargo, pese a que las más jóvenes se sentían sexy y atractivas, tenían peores resultados cuando se les preguntaba sobre la frecuencia de sus orgasmos.

El 58% de las mujeres del grupo de mujeres cercanas a los 40 años, afirmaron tener orgasmos más placenteros y en mayor cantidad, siendo un 10% más que el porcentaje del grupo más joven y un 5% más que el grupo intermedio. Además, el 86% de las mujeres más adultas había mantenido relaciones sexuales placenteras en las cuatro semanas anteriores al estudio, contra el 76% de las mujeres del grupo de edad intermedio.

Por otra parte, según una investigación reciente de la Universidad de Manchester, en Inglaterra, que recopiló información de más de 7.000 adultos mayores de 50 años, en las mujeres el apetito sexual tiende a disminuir paulatinamente entre los 50 y 79 años, pero una vez que pisan la barrera de los 80, el deseo se reaviva y la sexualidad es redescubierta.

En este sentido, Ghedin señaló la importancia de no creer que se está fuera del “mejor momento”, ya que hay muchas etapas en la vida sexual para disfrutar y descubrir, tanto en la segunda década de la vida como en la tercera edad.

“Es preciso desterrar la idea de que a ‘los viejos’ no les interesa el sexo, o que la fisiología sexual queda anulada como consecuencia del envejecimiento”, indicó el experto. “Hombres y mujeres en la madurez de la vida pueden encontrar en el despliegue sexual un motivo para sentirse más saludables. No olvidemos que el placer sexual refuerza la confianza, el humor, y es un estímulo para generar proyectos”.

En cuanto a la frecuencia del sexo, un tercio de las participantes dijo mantener relaciones sexuales dos veces a la semana, más de una quinta parte practica sexo tres veces por semana y menos de una quinta parte dijo hacerlo una vez a la semana.

Por otra parte, la mayoría de las mujeres que participaron afirman que la monogamia era un factor clave para una vida sexual más feliz. Concretamente, el 81% aseguró que podían tener sin problemas una vida sexual duradera y muy placentera con la misma persona.

nuestras charlas nocturnas.


¿Quiénes son y qué hacen los doctores que ayudan a las mujeres a tener orgasmos?



La moda de los suplementos de testosterona para recuperar el deseo sexual (y los peligros de abusar de ellos)


_92433125_thinkstockphotos-200355276-001BBC MUNDO – “¿Agotado de estar agotado?”, se puede leer en varios avisos publicitarios en los autobuses y vagones del metro en Reino Unido.

Y entre las múltiples respuestas para acabar con el cansancio continuo en hombres y mujeres que han surgido en los últimos años hay una que se ha convertido en una tendencia: las inyecciones de testosterona.

De hecho, el doctor Nick Panay, de la Real Asociación de Obstetras y Ginecólogos de Reino Unido, dijo hace dos semanas que estas hormonas masculinas debían ser suministradas a las mujeres de forma gratuita por el servicio público de salud del país (NHS, por sus siglas en inglés).

De acuerdo a Panay, la testosterona no solo ayuda a reactivar la energía del cuerpo, sino que aumenta el deseo sexual en las mujeres si se aplica en dosis pequeñas.

“Una de cada tres mujeres en el país sufre de bajo deseo sexual que puede ser aliviado con un suplemento de testosterona”, explicó Panay durante una conferencia en la ciudad de Harrogate, en el norte del país.

“Sin embargo, y hacemos la aclaración, esto no es un tipo de Viagra femenino. Solamente que puede ayudar”, agregó el experto sobre esta solución hormonal que puede inyectarse o también aplicarse como un gel.

La moda de los suplementos de testosterona no ha venido sin advertencias.

Expertos señalan que debe usarse solo bajo supervisión de un médico y su uso inadecuado “puede causar infartos, problemas cerebrales, daños en el hígado y en el sistema endocrinólogo”.

Pero la testosterona ya tiene adeptos famosos: el cantante británico Robbie Williams reconoció, hace un par de años, que él se aplicaba inyecciones de testosterona para aumentar su deseo sexual y aguantar el ritmo de las giras.

“Un doctor me dijo que tenía los niveles de testosterona de un hombre de 100 años, así que comencé a recibir inyecciones que me ayudaron no solo a mejorar mi estado físico, sino mi actividad sexual”, le dijo a la revista Esquire.

Pero, ¿cómo ayudan exactamente al cuerpo y por qué se han convertido en una nueva tendencia para combatir el cansancio?

_92433133_thinkstockphotos-526668973La hormona

La testosterona es la hormona masculina encargada de regular el deseo y las funciones sexuales del hombre.

Sin embargo, varias empresas han desarrollado suplementos sintéticos de esta sustancia tomándola de las plantas (que también la producen) para venderlos en forma de pastillas, inyecciones o gel.

De acuerdo a la revista Pulse, el uso de estos suplementos se ha duplicado en los últimos cinco años en algunos países de Europa y en Estados Unidos, tanto en hombres como en mujeres para luchar contra la fatiga y la falta de deseo sexual.

El año pasado, los médicos del NHS hicieron 370.000 recetas sobre estos productos.

“Lo que hace en las mujeres, por ejemplo, es luchar contra el desorden que se conoce como hipoactividad del deseo sexual, que afecta al 15% de las mujeres con menopausia”, explicó Panay.

“He visto mujeres que han pasado de no poder pararse de la cama a correr maratones”, agregó.

La falta de testosterona, además, es causante de lo que se ha denominado “menopausia masculina”.

“Personalmente me ha hecho sentir vivo: camino más, corro más. Pero sobre todo, te ayuda a recuperar la confianza en ti mismo”, le dijo al diario The Telegraph Dan Hegarty, un médico que toma el suplemento desde hace varios años.

“La comencé a utilizar cuando fui al doctor después de que no pudiera ni leer el periódico sin quedarme dormido”, explicó Hegarty.

_92433218_thinkstockphotos-513683698Riesgos

Sin embargo, como toda tendencia, hay varias precauciones que tomar y los médicos muestran escepticismo a la hora de recomendar su uso en algunos pacientes.

La principal: los hombres solo deben tomar el suplemento si son diagnosticados con una baja producción de la hormona y son controlados por un médico.

“El cansancio constante es un síntoma de múltiples dolencias. Un hombre puede tener bajos niveles de testosterona, pero puede sentirse normal o tener un nivel normal de la hormona, pero no poder despegarse de la cama”, le dijo al The Telegraph el endocrinólogo Mark Vanderpump.

En ese sentido, la Agencia de Alimentos y Drogas de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) lanzó una advertencia hace apenas una semana en la que avisa sobre los riesgos de sufrir un infarto o problemas de fertilidad por el abuso de estos suplementos.

“El abuso de la testosterona, usualmente en dosis superiores a las recetadas por los médicos, puede afectar seriamente la salud de la persona y puede causar infartos, problemas cerebrales, daños en el hígado y en el sistema endocrinólogo”, dijo la FDA en un comunicado.

Entre las mujeres, además de un diagnóstico sobre el desorden, hay que tener claro que las dosis deben ser mucho menores que la que se inyectan los hombres.

“No olvidemos que las mujeres producen ambas hormonas (testosterona y estrógeno) y solo necesitan de la aplicación de un parche para que las ayude a corregir el bajo deseo sexual, por ejemplo”, le dijo a la BBC la doctora Channa Jayasena, del Imperial College London.

nuestras charlas nocturnas.


¿Qué significa ser pansexual?


140225163935-perry-cyrus-kiss-restricted-horizontal-large-galleryPor Emanuella Grinbert, (CNN) — El concepto de pansexualidad ha existido desde la época de Sigmund Freud, pero fue necesario que Miley Cyrus lo usara abiertamente para volverlo a poner de moda en el siglo XXI.

La palabra ha estado entre los términos más buscados en Google desde que la estrella del pop se declaró pansexual en una entrevista con la revista Paper en julio de este año.

Dijo “estoy abierta a todo aquello que conlleve consentimiento y que no involucre a un animal y siempre y cuando todos sean mayores de edad. Todo lo que sea legal, me parece bien. Vamos, estoy de acuerdo en intentarlo con cualquier adulto, cualquier persona mayor de 18 años que quiera amarme. No me identifico como chico o chica y no necesito que mi pareja se identifique como chico o chica”.

Los expertos y los sociólogos dicen que la descripción de Cyrus resume la interpretación contemporánea de lo pansexual, a lo que a veces se llama omnisexual. Es casi la descripción más amplia posible respecto a quién te atrae sexualmente, que es justamente lo que llama la atención de una generación más joven que se siente cómoda con la fluidez de género y a la que no le gustan mucho las etiquetas.

¿Sigues confundido? Estas son algunas pautas para comenzar.

Se refiere a la atracción sexual

El término se compone con el prefijo pan-, que significa todo y la palabra sexualidad, lo que indica que la gente que se considera pansexual no restringe su sexualidad al género opuesto (heterosexualidad), al mismo género (homosexualidad) o a los géneros binarios, hombre y mujer (bisexualidad).

El origen del término pansexual suele encontrarse en pansexualismo, término que Sigmund Freud popularizó a principios del siglo XX y que usó para describir la postura de que la mayoría de las conductas humanas derivan de los instintos sexuales, explicó Justin R. Garcia, profesor asistente de Estudios de Género e investigador del Kinsey Institute de la Universidad de Indiana, Estados Unidos.

La mayoría de los científicos conductuales de la actualidad no cree que todo lo que hacemos tiene una base sexual. Sin embargo, la obra de Freud suscitó dudas importantes respecto a la dirección de los deseos sexuales, dijo Garcia. Además, nos dio una palabra que ha evolucionado con el tiempo.

Actualmente, el término pansexual se usa para describir una atracción romántica o sexual centrada en las cualidades más que en el sexo o el género. En otras palabras, alguien que se considera pansexual es capaz de sentir atracción por varios sexos e identidades de género, dijo David Bond, vicepresidente de programas de Trevor Project, un grupo LGBT de intervención en crisis.

“Tal vez tiene qué ver con la persona por la que sientes algo o por la que te sientes atraído y esos dos factores pueden ser paralelos o diferentes”, dijo.

Es diferente de la bisexualidad

La bisexualidad se refiere a las personas que se sienten atraídos a los hombres y a las mujeres. Como son cada vez más las personas que se ubican en alguna parte del espectro entre hombres y mujeres, la pansexualidad ha surgido como una categoría que incluye a todos los demás.

“La gente lo está adoptando porque bisexual participa del género binario. La pansexualidad es una forma de superar eso y un reconocimiento personal de que hay atracciones a todo lo largo de la gama de géneros”, escribieron Patricia Johnson y Mark Michaels, autores del libro Designer Relationships: A Guide to Happy Monogamy, Positive Polyamory and Optimistic Open Relationships en un correo electrónico.

“Aunque su alcance y aplicación son amplios, también tiene la ventaja de referirse a toda una gama de atracciones en vez de aferrarse a la idea de que la atracción solo puede ser por el mismo sexo, por el sexo opuesto o por ambos. Esa cualidad incluyente le da un significado muy específico”.

Algunas personas lo prefieren sobre bisexualidad porque abarca la atracción hacia los hombres, las mujeres, las personas transgénero y las personas intersexuales (los nacidos con un sexo que no cabe en las definiciones típicas de hombre o mujer).

Sin embargo, algunos expertos en sexualidad afirman que el término bisexualidad también incluye estas categorías, así que la distinción entre pansexual y bisexual sigue abierta a discusión y no se ha llegado a un consenso respecto al término más adecuado.

No es nuevo, pero está de moda otra vez

El término tiende a entrar en la consciencia del público a través de las celebridades y Cyrus es la que ha reclamado el título más recientemente.

La estrella del pop siguió el ejemplo de otras personas notables que recientemente se declararon pansexuales, entre ellos la personalidad transgénero de YouTube, Jazz Jennings, y la legisladora texana, Mary Gonzalez.

Los expertos atribuyen la creciente popularidad del término, particularmente entre losmillenials y la generación Z, a la creciente aceptación de la diversidad sexual y de género, así como a las normas de géneroneutrales.

“Es una palabra amplia y eso se debe a que la gente quiere tener la libertad de identificarse de la forma que quiera sin que alguien más los etiquete”, dijo Michael Aaron, psicoterapeuta y terapeuta sexual.

“Tiene cierta resonancia cultural porque es muy amplia y permite gran flexibilidad y libertad de decisión”.

nuestras charlas nocturnas.


Emocionarte o no emocionarte, esa es la cuestión.


emocionesCualquiera puede ponerse furioso, eso es fácil. Pero estar furioso con la persona correcta, en la intensidad correcta, en el momento correcto por el motivo correcto y de la forma correcta, eso, NO es nada fácil.        Aristóteles.

(Flor Esquivel – curiosexidades – Blog de la sexualidad) – Mucho se habla de las emociones, pero ¿sabes cuales son las emociones primarias? ¿sabes que es la Inteligencia emocional?

Inteligencia Intelectual

Es la que todos conocemos, es la inteligencia que tenemos con respecto a nuestros conocimientos y aprendizajes de la vida, saber hacer operaciones numéricas, saber escribir, saber la geografía y todas aquellas cosas que nos enseñan en la escuela y que está relacionada con la medición de nuestro CI (coeficiente intelectual), alguien con un CI alto es por ejemplo: el clásico chico estudioso que saca puro 100 en la escuela.

Inteligencia emocional

Es la que está relacionada con la gestión de nuestras emociones, por eso es importante conocer y saber que emociones hay que saber gestionar, su medición nos da un CE (coeficiente emocional).

Emociones primarias

Para ir entendiendo como va esto, es importante conocer y distinguir, las emociones primarias:

  • El miedo: todos le tenemos miedo a algo en algún momento de nuestra vida, sin embargo hay muchas personas que viven con miedo de manera frecuente, esto es algo fuera de lo común y se debe evaluar. Si estás pasando por una calle y de una casa se asoma un perro ladrando te asusta y te provoca temor, pero una vez pasado el momento y al desaparecer dicho perro tu miedo igualmente debe desaparecer. Pero si solo al pensar en el perro sientes nuevamente temor, ojo hay que evaluar y ver qué sucede con eso.
  • El desagrado: es la emoción que nos produce algo que NO nos gusta, como cuando sentimos un mal olor o un mal sabor. Pero cuando casi todo sentimos con mal olor o que sabe mal, hay que evaluar que sucede.
  • La tristeza: Hay eventos o situaciones que provocan tristeza, como por ejemplo la pérdida de un ser querido, pero eso, no significa que vivamos en permanente tristeza, la tristeza igualmente debe ser pasajera.
  • El enojo: es una emoción que todos experimentamos en algún momento de la vida, pero igualmente esta debe ser momentánea, pero muchas personas solo con recordar el evento se vuelven a enojar o reaccionan de manera desmedida, pierden el control y explotan, estas personas son las clásicas gruñonas y poco tolerantes.
  • La alegría: es la emoción más agradable de todas, sin embargo también el extremo de ella puede ser peligrosa, ya que la euforia permanente también es patológica.

Todas estas emociones interactúan con nosotros en nuestra vida diaria, en algún momento las sentimos y debemos ser capaces de convivir con todas ellas, debemos permitirnos sentirlas y controlarlas pero esto último NO significa reprimirlas. Hay que vivirlas sin exagerar ni permitir que se queden a acompañarnos más de la cuenta, todas ellas son pasajeras y cumplen una función en nuestra vida, si deseas entender más del asunto, se recomienda ver la película “Intensamente”, cabe aclarar que para hacer dicha película se asesoraron con psicólogos especializados.

Es interesante comprender lo anterior ya que se dice que el éxito o la capacidad de adaptarse a la vida dependen un 23% de nuestra inteligencia intelectual y un 77% de nuestra inteligencia emocional. ¿Te das cuenta de los porcentajes?

Nuestra sociedad le da mucho peso y mucha importancia a la inteligencia intelectual, es muy valorada, yo diría que está sobrevalorada, tan es así, que como ya mencioné anteriormente se educa con un fin intelectual, pero la sociedad NO educa en las emociones, no hay programas educativos a nivel sistema nacional, por lo que estamos produciendo muchos analfabetos emocionales, ¿Qué significa esto?

Analfabetismo Emocional

Es la incapacidad de reconocer y/o percibir, comprender  y regular nuestras emociones y las de los demás.

Educan nuestra mente para comprender el mundo de forma racional, ok, pero se olvida que nuestras emociones son las que nos ayudan a determinar cómo sentimos ese mundo, ya sea consciente o inconscientemente.  ¿Y qué sucede si estas emociones son negativas o las tenemos reprimidas?  Pues lo más probable es que así sentiremos el mundo, desde luego lo sentiremos como frustrante, triste, negativo o violento y de igual manera reaccionaremos con tristeza, con desagrado, con enojo, con violencia, con miedo.

Las personas que no saben gestionar sus emociones y no pueden poner cierto orden en su vida emocional entran en batallas interiores que sabotean la capacidad de concentración en el trabajo y de pensar claramente, están en un conflicto interno que les dificulta el actuar diario y el relacionarse de manera tranquila con las demás personas, su conflicto interno lo trasladan al mundo exterior.

Es por eso que cada día que pasa hay muchas personas que se frustran muy rápido, que NO toleran un NO, solo quieren obtener SI, que se estresan en un muy corto tiempo, la presión los socava con una facilidad extraordinaria. Mucha gente vive con miedos, algunas otras personas se enojan con una gran facilidad, viven iracundos, provocando pleitos y conflictos con quienes les rodean, y que incluso pueden llegar a usar la violencia.

Las personas que no logran controlar su mundo emocional y que por tanto, tienen un pobre desarrollo de su inteligencia emocional, aumentan sus posibilidades de riesgo. El riesgo va desde la depresión, una vida llena de violencia, pasando por los trastornos alimenticios y el abuso de las drogas.

Las personas con habilidades emocionales bien desarrolladas tienen más probabilidad de sentirse satisfechas, ser eficaces en su vida y de dominar los hábitos mentales que favorecen su propia productividad. Saber percibir, comprender y gestionar nuestra emociones, bien sean personales como organizativas, puede ser la diferencia entre la supervivencia y la extinción, entre el cambio y el inmovilismo, entre la permanencia y la innovación.

La sociedad nos enseña que la vida es lo que pensamos que somos, pero en realidad es  más profundo, la vida se trata de lo que sentimos que somos ¿Y luego? En lo profundo de nuestro ser no pensamos, sentimos. Estamos hechos de emociones.

Y ahora que ya sabes esto, ¿qué emoción sientes?

nuestras charlas nocturnas.


5 beneficios de masturbarse (que quizás no conocías)


160511140814_masturbacion_624x351_thinkstock_nocreditBBC Mundo – Según la definición de la Real Academia Española masturbarse es estimular los órganos genitales o las zonas erógenas con la mano o por otro medio para proporcionar goce sexual.

Durante mucho tiempo la masturbación ha sido catalogada por diversas sociedades como una práctica inmoral y dañina, pero nada más lejos de la verdad.

Los expertos aseguran que es una experiencia placentera que aporta beneficios al cuerpo y a la salud.

Por eso BBC Mundo habló con Mariano Rosselló Gaya, andrólogo y experto en medicina sexual del Instituto Médico Rosselló quien nos habló de cinco beneficios de la masturbación científicamente comprobados y que probablemente no sabías.

1. Ayuda con los dolores menstruales

La masturbación puede aliviar dolores, especialmente aquellos relacionados con los malestares menstruales y otros síntomas ginecológicos.

Masturbarse durante la menstruación tiene el efecto de prevenir y mitigar la inflamación y aminorar las molestias en general de este periodo.

” Todas las sustancias químicas que se ven involucradas en la cascada que se produce en el torrente circulatorio al tener un orgasmo actúan de manera analgésica contra los dolores premenstruales”, explicó Roselló.

“Igualmente se produce una desinflamación de la zona genital debido a la liberación de las mismas que hace que la presión que provoca los dolores disminuya y por ello lo hagan también las molestias”, añadió.

2. Fortalece el sistema inmune

Según un artículo publicado en Sexual and Relationship Therapy, los hombres que se masturban tienen un mejor funcionamiento del sistema inmune.

“En los hombres, el hecho de que la via seminal y los conductos eyaculadores circulen el semen hacia afuera, evita que se puedan producir infecciones de bacterias oportunistas exteriores”.

“Hay estudios que demuestran que individuos que experimentan mayor número de orgasmos generan un mayor nivel de inmunoglobina A (IgA), que es un anticuerpo”.

Asimismo, una investigación del Cancer Epidemiology Centre de Melbourne, Australia, indicó que los hombres entre los 20 y 50 años que se masturban más de cinco veces a la semana tienen menos posibilidades de desarrollar un cáncer.

Algunos estudios también indican que en mujeres, esta actividad previene la endometriosis, una enfermedad urinaria que puede provocar infertilidad femenina.

También se habla de prevención de infecciones, pues la actividad contribuye a que se abra el cuello uterino y libere mucosidad y fluidos cervicales.

3. Mejora el sueño

Hay muchas vías para darle solución al insomnio, pero al parecer una agradable, segura y natural es la de masturbarse, particularmente para los hombres.

Según el experto, “tras el orgasmo se liberan toda una serie de endorfinas, hormonas, catecolaminas y citoquinas que hacen que actúan como relajantes químicos que inducen el sueño”.

“El consejo francés de investigación médica público un trabajo en este sentido el año pasado y otros autores lo han podido constatar y publicar”, añadió.

La eyaculación puede provocar sueño debido al incremento de la hormona de la prolactina y a la baja de la dopamina, lo que explica la somnolencia que se produce luego del orgasmo.

4. Genera sensación de bienestar

Masturbarse es bueno para tener una buena salud global tanto a niveles biológicos como psicológicos.

“La liberación de endorfinas y catecolaminas rebaja los niveles de estrés y por tanto mejora nuestro estado anímico”, dijo Roselló.

5. Mejora las relaciones de la pareja

Un mito muy extendido plantea que la masturbación arruina la relación sexual con la pareja.

Según expertos, esto es absolutamente falso.

De hecho, es lo contrario.

Masturbarse favorece un buen sexo, ya que al hacerlo la persona aprende mucho sobre su cuerpo, sus reacciones, sus estímulos sexuales, haciendo que el coito sea mucho más placentero.

Pero no sólo eso, “en general, la actividad sexual y la intimidad en la pareja debe cultivarse. Tener buenos orgasmos afianza la relación y por tanto la convivencia familiar”, concluyó Roselló.

nuestras charlas nocturnas.


¿Cuánto sexo deberías tener?


artículo-2(CNN) – ¿Estamos teniendo suficiente sexo? Puede que te hayas preguntado si deberías aumentar tu actividad en el dormitorio después de leer sobre las resoluciones de otras parejas sobre tener sexo todos los días o sobre los beneficios que tener relaciones tiene para la salud.

En lo que podría ser una noticia bien recibida para todo el que llega exhausto del trabajo y rendido por los niños, una investigación sugiere que no tienes que tener relaciones todos los días para cosechar los beneficios del sexo, al menos en términos de felicidad y de la cercanía en la relación.

Un estudio reciente encontró que, aunque las personas que están casadas o las que se encuentran en relaciones comprometidas y tienen más sexo tienden a informar sentirse más felices, los beneficios se equilibran en la frecuencia sexual de una vez a la semana. Quienes afirmaron tener sexo cuatro veces a la semana o más no informaron sentirse más felices que quienes lo hacían solo una vez a la semana.

“Yo creo que las parejas pueden terminar sintiéndose presionadas por intentar tener relaciones sexuales con tanta frecuencia como sea posible”, dijo Amy Muise, una investigadora postdoctoral que estudia las relaciones sexuales en la Universidad de Dalhousie en Canadá. Una vez a la semana “quizá sea un objetivo más realista que pensar que tienes que tener sexo todos los días, lo cual parece ser abrumador, así que lo evitas, dijo Muise, autora principal del estudio, el cual fue publicado en noviembre en la revista Social Psychological and Personality Science.

El estudio encontró que el sexo podría aumentar la felicidad porque hace que las personas se sientan más satisfechas en su relación, con base en datos de encuestas de dos cohortes separados, entre ellos 2.400 parejas casadas en el Estudio Nacional de Familias y Hogares de Estados Unidos.

“Para las personas que se encuentran en relaciones, la calidad de su relación romántica es uno de los factores más importantes que predicen su felicidad general”, dijo Muise. “Tener más sexo más de una vez por semana podría no estar mejorando esa conexión en la relación, aunque eso no es malo”.

Sin embargo, hay un par de fricciones con esta investigación, dijo Muise. Una es que no está claro cual viene primero, el sexo o la felicidad. Podría ser que las personas que tienen sexo una vez a la semana o más ya estaban más felices en sus relaciones y en la vida desde antes, y no es que el sexo los ayudara a sentirse más felices. O ambas podrían ser verdad: el sexo mejora la felicidad y la felicidad mejora el sexo.

El otro detalle es que, aunque una relación sexual semanal podría ser justo lo que algunas personas necesitan, esto podría ser demasiado o muy poco para otras. “Sin duda hay parejas para las que tener sexo con menos frecuencia estará bien en términos de su felicidad, y hay parejas que experimentarán aumentos en su felicidad si tienen sexo más de una vez a la semana”, dijo Muise.

¿Cuál es el número correcto para ti?

“Uno de los mejores efectos de un artículo como este (para Muise y sus colegas) es que abre las conversaciones en las parejas” sobre su vida sexual, dijo Vanessa Marin, una terapeuta sexual radicada en Berlín. Para algunas parejas, la pregunta de cuán a menudo deberían tener sexo podría no haber surgido, lo que podría ser una señal de que se sienten lo suficientemente cerca y satisfechos… o que simplemente están demasiado ocupados o desconectados como para pensar en eso.

“La mayoría de parejas quieren tener más sexo y pienso que este es resultado de cuán ocupados y llenos estamos la mayor parte de nuestras vidas”, dijo Marin.

Marin evita recetar una cantidad de sexo que las parejas deberían tener, porque cada una es diferente, y en su lugar les recomienda a las parejas probarlo por sí mismas. “Soy una gran defensora de que las parejas experimenten; por ejemplo que durante un mes traten de tener sexo dos veces a la semana y vean cómo les va, o una vez a la semana, y traten de jugar con eso”, dijo Marin.

En cuanto a las parejas afortunadas que están satisfechas con la frecuencia con la que juegan bajo las sábanas, un estudio sugiere que ellas podrían no querer cambiar nada. Los investigadores les pidieron a las parejas que tenían relaciones más o menos seis veces al mes que duplicaran la cantidad. Las parejas que duplicaron su frecuencia sexual se mostraron de mal humor y disfrutaban menos del sexo al final de tres meses, en comparación con las parejas que mantuvieron su usual nivel de actividad en la habitación.

“Que te digan que hagas algo siempre lo hace menos divertido”, dijo George Loewenstein, profesor de economía y psicología en la Universidad Carnegie Mellon y autor principal del estudio. Esta es otra razón por la que Marin no les hace recomendaciones a las parejas en relación con su frecuencia sexual… por temor a que ellos podrían preocuparse de que no están cumpliendo con las expectativas y pierdan su encanto.

Sin embargo, existe un problema mucho mayor de relación que el hecho de que las parejas se preocupen porque no están teniendo suficiente sexo: “hay parejas que casi dejaron de tener sexo”, dijo Loewenstein. Para estas parejas, “creo que una vez a la semana es un buen objetivo final. Es casi como una constante natural hacerlo una vez a la semana”, dijo.

Incluso si estas parejas abstinentes quieren tener sexo con más frecuencia, ellas podrían carecer del deseo por su pareja. Estas parejas pueden probar las estrategias convencionales, como programar más tiempo de calidad juntos o tratar un cambio de escenario. “Qué pareja no ha tenido la experiencia de que entras a un hotel en una nueva ubicación en un nuevo ambiente y la persona con la que estás luce diferente, y lo diferente es bueno cuando se trata del sexo”, dijo Loewenstein.

Sin embargo, si estos trucos no son suficientes, las parejas tendrían que tener que acudir a su lado racional en lugar de al lado lujurioso y decirse a sí mismos que simplemente lo hagan. “Estas parejas podrían sorprenderse de cuán agradable sería si volvieran a empezar”, dijo Loewenstein.

¿Deberías programar tu sexo?

Programar los momentos sexys con tu pareja podría sonar como la cosa menos romántica del mundo. Sin embargo, si tú y tu pareja están dispuestos a intentarlo, no hay razón para no hacer un horario en torno al sexo.

“Para algunas parejas, agendar el sexo funciona muy bien; les da algo que pueden esperar con ansias, les gusta la expectativa, les gusta sentir que son una prioridad”, dijo Marin. “Las otras parejas dicen que programar el sexo les parece horrible, como si el sexo fuera transaccional y fuera solo un elemento más en su lista de cosas por hacer”.

De nuevo, Marin recomienda que las parejas experimenten con programar el sexo para ver si los ayuda, siempre y cuando ninguno se oponga a ello.

Una buena idea para todas las parejas, independientemente de si les gusta la idea de planificar el sexo o no, es planificar tiempo de calidad juntos… solos los dos. Idealmente, esto sería más o menos 20 minutos al día con la televisión apagada y sin teléfonos celulares, pero para las parejas que están sumamente ocupadas, puede resultar útil reservar solo cinco minutos para tener una conversación, dijo Marin. Este tiempo también es el “contenedor del sexo”, el tiempo y la privacidad cuando el sexo puede ser iniciado, pero no tienes que sentir presión al respecto, añadió.

Aunque planificar el sexo puede ayudar a algunas parejas que quieran tener sexo pero simplemente no encuentran el tiempo, puede empeorar las cosas para otras. “Si hay problemas en la relación o problemas psicológicos como estrés o ansiedad, entonces programar el sexo simplemente podría incrementar la presión”, dijo Acacia Parks, profesor adjunto de psicología en Hiram College.

En cuanto a cuándo programar el sexo, el mejor momento quizá sea cuando es menos probable que las obligaciones de la vida lo impidan. Uno de los beneficios del sexo en la mañana es que los niveles de testosterona se encuentran en su nivel más alto, y esta hormona impulsa el deseo sexual. Por otro lado, el sexo antes de dormir podría ayudarte a que duermas bien, ya que las hormonas liberadas durante el orgasmo podrían ayudarte a que te relajes y te sientas cansado.

Según Muise, los participantes en su investigación normalmente informaron tener sexo en la noche antes de dormir, lo cual no es del todo sorprendente. Sin embargo, también tiene que funcionar para ambas partes. “Este es otro punto de las negociaciones entre los cónyuges”, dijo Muise. “Uno de ellos simplemente está demasiado exhausto. Eso podría ser algo con lo que puedes jugar, si hay un momento en el fin de semana cuando podrían probar”.

nuestras charlas nocturnas