actualidad, opinion, variedades.

Adiós a último superviviente “Guerra de los Mundos”


e802d606bb5088687867ae2a69bffe17(ANSA) – NUEVA YORK – Bill Herz, quien acompañó a Orson Welles en la célebre transmisión de “La guerra de los mundos” que aterrorizó a Estados Unidos en 1938, falleció en Manhattan a los 99 años.
El nombre de Herz estaba indisolublemente unido al de Welles tras la falsa transmisión en directo de la invasión marciana que hizo historia en el mundo de la radio. Herz falleció de neumonía, en Manhattan, a los 99 años. Era el último superviviente de un equipo que mantuvo en jaque a la costa este contando cómo inteligentísimos invasores extraterrestres estaban reduciendo a cenizas Nueva Jersey, apuntando a Nueva York.
Como productor y director del elenco de la compañía teatral de Welles, Herz tuvo otra razón para ser famoso: hasta hace seis meses, cuando ya no pudo estar en pie, fue durante ocho décadas cliente regular de Sardi’s, el restaurante lleno de caricaturas de personajes del espectáculo frecuentado por celebridades, turistas y apasionados de Broadway.
Su longevidad le permitió ser uno de los pocos “bon vivants” que quedaron en un marco cada vez más reducido de personalidades teatrales.
Pero Herz era también el fósil de un mundo muy lejano, aquel en el que una falsa transmisión de radio podía provocar pánico con cualquier cosa absolutamente irreal, mientras en Europa verdaderamente sonaban los tambores de guerra.
Welles, de sólo 23 años, acababa de presentar en la radio una adaptación de la novela de H.G. Wells “The War of the Worlds” la noche del 30 de octubre, víspera de Halloween, dentro de la transmisión “Mercury Theatre on the Air”, programa semanal en el que se proponía la lectura de novelas célebres.
Esa vez, para la hora a disposición, el realizador había preparado temas musicales, previsiones meteorológicas y un noticiero que sorpresivamente llegó al falso “último momento” seguido por conexiones -igualmente falsas- con socorristas en el lugar. Uno de ellos, en el papel de los operadores tres y cinco en Newark, Nueva Jersey, era justamente Herz.
Bill Herz había empezado a trabajar con Welles como microfonista y desde Brooklyn se había trasladado a la casa del realizador en Manhattan, para poder estar disponible las 24 horas.
Luego ambos trabajaron juntos en otras producciones, entre ellas “Julio César”, pero fue el logro de “La guerra de los mundos” lo que quedó impreso en forma indeleble en la memoria de Herz.
“Durante la transmisión escuchábamos a la policía en la calle”, había recordado en 2013 el propio Herz a la CBS. “Habían escuchado por radio que estaban llegando los marcianos”, concluyó.

nuestras charlas nocturnas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s