actualidad, opinion, variedades.

Investigadores proponen nuevas explicaciones sobre la evolución de la monogamia y la cooperación entre hermanos


square
EUROPA PRESS | MADRID – Dos investigadores proponen en un artículo publicado este martes en ‘Trends in Ecology & Evolution’ tres explicaciones nuevas sobre la evolución de la monogamia y la cooperación entre hermanos: ambas evolucionaron de forma que una aumenta los beneficios de la otra; las presiones ecológicas seleccionaron ambas, de forma que un rasgo no depende del otro, y la evolución de la monogamia creó nuevas adaptaciones fisiológicas y de comportamiento que pueden ser útiles en la cooperación de hermanos.

El manual de la “hipótesis de la monogamia” sostiene que la monogamia favorece la evolución de la cooperación mediante el aumento de la relación entre hermanos. Así, en determinadas circunstancias puede ser de tanta ayuda o, incluso más, a la hora de conseguir que los genes se transmitan en la reproducción.

Según la estudiante graduada de la Universidad de Kentucky, Estados Unidos, Jacqueline Dillard, que estudia un grupo socialmente monógamo de escarabajos de Bess, la hipótesis de la monogamia clásica considera un único enlace entre las altas ocurrencias de cooperación entre hermanos en las especies monógamas, cuando podrían estar en juego una serie de factores.

Por ejemplo, desde los escarabajos a las aves y los seres humanos, tanto la monogamia como la cooperación entre hermanos tiende a ocurrir cuando el valor de cuidar a las crías es alto y las oportunidades de apareamiento son bajas, de manera que los cambios ambientales que elevan los beneficios de la atención, como la escasez de alimentos, o la reducción de la probabilidad de reproducción, podrían promover ambos rasgos.

Las adaptaciones físicas y sociales, como el incremento de las hormonas oxitocina y vasopresina, que permiten la monogamia, podrían también preadaptar a las especies a la cooperación. “Si usted está viviendo con un compañero social, evolucionar para vivir en ese entorno requiere una gran cantidad de tolerancia y este tipo de cosas pueden ser útiles más adelante cuando se quiere cooperar con otro individuo”, apunta Dillard.

Dillard –autora de la investigación junto al profesor David Westneat, de la Universidad de Kentucky– está desarrollando estudios comparativos y experimentales que puedan medir las contribuciones relativas de estas variables. Sin embargo, Dillard y Westneat creen que será necesario un enfoque más a nivel de sistemas para el análisis de la monogamia y la cooperación con el fin de responder a las preguntas presentes desde hace mucho tiempo acerca de la evolución de estos rasgos.

¿PORQUE EL HOMBRE EVOLUCIONÓ HACIA LA MONOGAMIA? 

Celia Roca (ABC) – A pesar de que en los 10 últimos años se han realizado decenas de estudios, comparativas y revisiones para explicar la evolución de los mamíferos hacia la monogamia, hasta ahora no se habían obtenido resultados concluyentes. Ahora, dos investigaciones publicadas el mismo día dicen haber llegado a la respuesta definitiva a esta incógnita, pero cada una ofrece una diferente.

Uno de estos estudios, publicado en la revista Science y realizado por dos investigadores de la Universidad de Cambridge que emplearon datos de más de 2.500 especies de mamíferos, ofrecen resultados que apoyan la teoría de que los machos forman parejas con la idea de proteger a sus compañeras. Ante la dificultad para defender a más de una hembra y abarcar un espacio amplio, habrían decidido establecerse en parejas y dedicar sus esfuerzos protectores a una sola de ellas.

«La gente ha estado interesada en la evolución de los mamíferos hacia la monogamia durante más de 30 años», explica Tim Clutton-Brock, uno de los autores del estudio.

Utilizando todos los datos registrados y recopilados, los investigadores clasifican a los mamíferos como «solitarios», «socialmente monógamos» o «de vida en grupo». Y confirman que evolucionan hacia la monogamia aquellos mamíferos cuyos antepasados hembras vivían en solitario y no de mamíferos que vivieran en grupo.

El infanticidio, la otra posible razón

El otro estudio, publicado en publicada en ‘Proceedings of the National Academy of Sciences’ y realizado por académicos de la Escuela Universitaria de Londres, la Universidad de Manchester, la Universidad de Oxford y la Universidad de Auckland, ha revelado la que para ellos es la principal razón de la evolución hacia la monogamia: el riesgo de que los bebes sean heridos o asesinados por machos «no relacionados».

«Esta es la primera vez que las teorías de la evolución de la monogamia se han probado, mostrando de manera concluyente que el infanticidio es el conductor de la monogamia. Esto pone fin a la larga discusión sobre su origen en los primates» explica el doctor Kit Opie, antropólogo de la Universidad de Londres.

Los niños son más vulnerables cuando son totalmente dependientes de su madre porque las mujeres retrasan la concepción durante la lactancia, lo que lleva a la amenaza de que los machos no relacionados con las crías puedan intentar una concepción matando al bebé.

Con la monogamia, los hombres tienden a cuidar más a sus hijos. Al preocuparse más por ellos, no sólo les protegen de otros machos sino que comparten la carga de su cuidado. Compartir estos esfuerzos de criar a los bebés acorta el período de dependencia infantil y puede permitir a las hembras reproducirse más rápidamente después de un alumbramiento.

Para descubrir el camino evolutivo el equipo reunió datos a través de 230 especies de primates, informa Ep. A continuación, se representaron gráficamente en un árbol de familia de las relaciones entre las especies y, mediante métodos bayesianos, se volvió a ejecutar la evolución de millones de veces en todo el árbol para descubrir si los diferentes comportamientos evolucionaron juntos a través del tiempo, y si es así, cuáles se desarrollaron primero.

Así, se pudo determinar el momento de la evolución de este rasgo y demostrar que el infanticidio masculino es la causa del cambio de un sistema de apareamiento de múltiples machos hacia la monogamia en los primates, mientras que el cuidado biparental y solitario por las hembras son el resultado de la monogamia, no la causa.

La doctora Susanne Shultz, de la Universidad de Manchester, concluye: «Lo que hace este estudio tan emocionante es que nos permite mirar atrás en nuestro pasado evolutivo para comprender los factores que fueron importantes para hacernos humanos. Una vez que los padres deciden quedarse y hacerse cargo de los jóvenes, las madres pueden cambiar sus decisiones reproductivas y tener más descendientes inteligentes».

nuestras charlas nocturnas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s