actualidad, opinion, variedades.

Hablar con uno mismo, puede incrementar la inteligenci


E2B“Quien habla solo espera hablar a Dios un día”, escribió Antonio Machado. La ciencia está muy lejos de darle la razón al poeta, pero más cerca de restarle contenido negativo a esa práctica de muchos, la de hablar consigo mismos cuando se quedan solos.

Un estudio norteamericano, publicado por la revista Quarterly Journal of Experimental Pyschology, asegura que hablar solo puede aumentar el poder del cerebro, hacernos más inteligentes.

La idea es que aquellos que lo hacen mientras se proponen un objetivo concreto, pueden lograrlo con mayor rapidez. El trabajo de investigadores de la Universidad de Wisconsin en Madison y de la de Universidad de Pennsylvania consistió en proponer a 20 voluntarios que encontraran varios objetos que habían colocado dentro de una habitación. Primero se les mostró las imágenes de esos objetos y se les pidió que los encontraran.

En algunas de estas pruebas, los voluntarios solo vieron una etiqueta de texto que les informaba sobre el objeto que debían localizar. A continuación, se les indicó encontraran de nuevo esos objetos, pero esta vez se animó a los participantes a decirse a sí mismos el nombre del objeto.

El resultado fue que en esta ocasión los voluntarios hallaban los objetos con mayor rapidez. En la segunda fase del estudio, las 20 personas completaron una tarea de compra virtual. Se les mostró imágenes de artículos habituales de un supermercado y se les instó a identificarlos cada vez que aparecieran. De nuevo, cuando los voluntarios se decían a sí mismos el nombre del objeto lo encontraban antes.

No obstante, los autores del estudio, Gary Lupyan, de la Universidad de Wisconsin en Madison, y de Daniel Swingley, de la Universidad de Pensilvania, son prudentes.

“Aunque estos resultados revelan que hablar solo afecta a algún aspecto del proceso de la búsqueda visual, en este momento no hay evidencia de que hablar solo afecte a la eficacia en la búsqueda del objetivo”, aseguran. Estudios anteriores ya habían sugerido que hablar solos ayuda a los niños a guiar su conducta. Por ejemplo, los niños podrían hablar solos mientras se atan los cordones de los zapatos para recordarse de cómo se hace.

nuestras charlas nocturnas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s