actualidad, opinion, variedades.

La ciencia busca revivir tortugas extintas


00035186-originalPor Alessandra Baldini (ANSA) – NUEVA YORK – “El solitario George”, una especie de tortura gigante considerada extinta de las Islas Galápagos podría “revivir” gracias al ADN de algunos “primos” descubiertos por científicos estadounidenses en las islas de Darwin.


Una expedición científica ha localizado el patrimonio genético de algunos “parientes de sangre” del “solterón” de la isla La Pinta, cuya muerte, hace tres años, se convirtió en un símbolo de la erosión progresiva de la biodiversidad en el archipiélago que inspiró las teorías de la evolución. Los científicos esperan ahora cruzar los ADN. Con un poco de suerte, se podrían necesitar entre cinco y diez años para reintroducir los descendientes en la isla. Originariamente, en las Islas Galápagos había al menos 8 especies y más de 250 mil ejemplares de tortugas gigantes, y al menos tres de ellas, se han extinguido.


George, descubierto por un científico húngaro mientras paseaba solo en La Pinta en 1972, fue aceptado en un centro de investigación y cuidado hasta su muerte, a los alrededor 112 años de edad.


Lo que provocó la desaparición de las especies -sólo tres mil ejemplares sobrevivían en los años setenta- fue el accionar de los marineros y los piratas quienes en los barcos habían banquetes con la carne de las tortugas, pero el turismo en las Islas Galápagos dio el golpe de gracia. Las tortugas gigantes de las Islas Galápagos pueden vivir hasta los 200 años. Un capricho del destino ha ayudado a los especialistas en el último golpe científico que podría ayudar a la supervivencia como especie: hace más de un siglo, informó el diario The New York Times, los marineros descargaban tortugas vueltas superfluas en el mar frente a la isla Isabela.


Estirando el cuello fuera del agua, muchos ejemplares lograron llegar a la costa donde se recrearon un hábitat cruzándose con especies nativas.


En 2008, científicos estadounidenses conducidos por James Gibbs en la State University of New York comenzaron a tomar muestras de sangre de 1.600 tortugas en las laderas del volcán Wolf. Hace un mes, un grupo de científicos se dirigió el noroeste de la isla Isabela para comenzar con un expedición que tenía el objetivo de buscar 40 tortugas en las laderas de ese volcán con un alto contenido de genes de las extintas especies de las islas Pinta y Floreana.


El plan es separar las tortugas “seleccionadas” y luego cruzar animales cuyo ADN es más cercano a las especies originarias para llegar a obtener tortugas con el patrimonio genético perdido.


Serán los “herederos” de el solitario George, cuyo cuerpo embalsamado se encuentra en el centro de la disputa entre el gobierno de Ecuador, que lo quiere exponer en Quito, y las islas, que reivindican la propiedad.

nuestras charlas nocturnas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s