actualidad, opinion, variedades.

Se cambian malas noticias por buenas


int-333801Casi parece imposible pensar en la idea de que un día verás en los titulares de los medios de comunicación una noticia que te alegre, e incluso hasta que con tus amistades en las redes sociales, tengas la suerte de encontrarte con un detalle lindo que te ayude a iniciar el día con una actitud innovadora y súper positiva.

Pero aunque no lo creas, la capacidad de ver el mundo de otra manera no depende de quienes te rodean, sino de ti misma y del cristal con que mires las cosas en el día a día, así como de la interpretación que le des a las mismas y cómo permitas que influyan en ti. El científico Carl Sagan decía: “Saber mucho no es lo mismo que ser inteligente. La inteligencia no es sólo información, sino también juicio, la manera en que se recoge y maneja la información”, y llegar a este punto es justamente lo que ahora te proponemos que consideres.

Cierto es que es inevitable dejar de enterarte de lo que ocurre a tu alrededor, pero estar expuesta continuamente a información negativa te pone en un riesgo inminente que va a afectar no solamente la actitud con que enfrentes la vida, también esa fatiga informativa te hace experimentar desesperanza y peor aún, empezarás a ver la violencia y los hechos adversos como algo tan normal, hasta llegar al punto de que ya no te afecte, así lo explica el psicólogo Jorge Álvarez Martínez, investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México.

¿QUÉ ONDA CON TU CEREBRO?

Lo primero que provocan las malas noticias, a la par de que te causan un bajón en el ánimo, es que afectan tu capacidad de decisión y esto es porque desde muy temprana hora lo empiezas a llenar de información adversa que pueden ser desde hechos mínimos como ver que tu mejor amiga puso en su muro frases como: “odio levantarme temprano”, hasta hechos espeluznantes como los que suelen ocupar las primeras planas de los medios de comunicación.

El cerebro necesita de tiempo para poder activar la capacidad de decisión, pues depende de procesar los datos que recibe, almacenarlos y prepararse para darle cabida a todo lo nuevo que llegue, pero si lo inundas con un exceso de información que recibes por medio de las noticias, el radio, los mensajes de tus amigos en el celular, haces que apenas cuando empieza a incorporar un dato, ingrese algo nuevo a tu mente, y que no puedas decidir o bien que lo hagas de manera equivocada. Esto se debe a que la zona cerebral —la corteza prefrontal— que es responsable de esta tarea, se inmoviliza cuando la información es excesiva.

TOMA AL TORO
POR LOS CUERNOS

Para lograr el equilibrio, el especialista recomienda que consideres los siguientes puntos:

* Filtra la información a la que tienes acceso, habrá alguna en la que será mejor que no profundices, mientras que sí te conviene hacerlo con aquella que te ilustre o que te entusiasme.

* No te expongas a cualquier noticia, procura seleccionar medios en los que se haga un tratamiento responsable de ellas y que no pretendan magnificar los sucesos con el fin de ganar audiencia.

* Evita las imágenes violentas.

* Apaga tu celular y cualquier otro dispositivo móvil, tres horas antes de ir a dormir.

* Selecciona a tus contactos en redes sociales a partir de la cercanía, el afecto y los temas en común que compartan.

(Por Masiosare Becerril)

nuestras charlas nocturnas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s