actualidad, opinion, variedades.

Un sujetador biónico que se ajusta al movimiento del cuerpo


Investigadores-australianos-de_54422107192_51351706917_600_226LaVanguardia(Barcelona)– Después de más de 15 años de desarrollo, ha salido a la luz el primer prototipo de sujetador biónico que se contrae y se ajusta al movimiento del pecho. La idea viene de unos investigadores australianos de la Universidad de Wollongong, con el objetivo de reducir las complicaciones físicas que se derivan de la utilización de un sostén inadecuado.

Los expertos señalan que muchas mujeres no usan la talla de sujetador correcto y que una buena parte de los sostenes en el mercado no proporcionan el apoyo adecuado. De este modo, el llamado Bionic Bra pretende ser una solución a este problema.

Un conjunto de fibras inteligentes situadas en el cierre del sujetador ayudan a la prenda a adaptarse a la figura de la usuaria, contrayéndose o expandiéndose según las circunstancias, como si de los músculos del cuerpo se tratase.

Esto significa que si una mujer está corriendo, el sujetador se ajusta y si la mujer está en una posición de reposo, la contracción de las fibras se relaja para que la prenda sea más cómoda.

“El avance en la impresión 3D nos ha permitido proveer estructuras que contienen nuevas tecnologías de sensores para monitorizar con mayor precisión el movimiento”, asegura el profesor y uno de los jefes de la investigación Gordon Wallace.

Este sujetador no es la primera prenda que llama la atención en la industria de la tecnología inteligente. Unos zapatos que indican la ruta que debe tomar el usuario para llegar a un destino concreto, unos pantalones que permiten recargar los smartphones sin depender de un enchufe o incluso un sujetador desarrollado por Microsoft que a través de unos sensores mide el estado de ánimo de quien lo lleva puesto, son algunos ejemplos.

Aunque el prototipo actual de sujetador biónico incluye una serie de progresos importantes, el diseño se aleja de la lencería propia de las pasarelas de moda y, por el momento, no se puede meter en la lavadora. El reto ahora es integrar estas nuevas tecnologías en un sostén cómodo y funcional que llegue a revolucionar el mundo de las prendas íntimas.

nuestras charlas nocturnas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s