actualidad, opinion, variedades.

La empanada, un rentable negocio en Colombia


empanadas_2Por Martha Trujillo-BOGOTÁ (Notimex).- La empanada, además de ser un alimento diario de los colombianos, se ha convertido en fuente de ingreso para jóvenes emprendedores como Alvaro Jurado, que en tres años logró montar todo un emporio en la capital.

Aunque el negocio lo empezaron sus padres en la calle hace 15 años, tan solo hace tres años se consolidó como empresa pujante y poco a poco fue escalando hasta contar con 10 locales, nueve de ellos en la zona norte de Bogotá.

‘El éxito es vender empanadas frescas, de maíz molido, carne desmechada (desmenuzada) y papa criolla, para que la gente vea que es lo que se está comiendo’, confiesa Jurado a Notimex, mientras da instrucciones a sus empleados.

El sabor es incomparable frente a otras que se venden en cientos de tiendas de la capital colombiana, coinciden los clientes que a diario llegan a sus locales, donde hacen fila para acceder al delicioso producto.

El acompañamiento también es clave para degustarla mejor: Ají (picante), guacamole y limón, admite el dueño de ‘Empanadas El Paisa’, quien afirma haber perdido la cuenta de cuantas vende a diario. ‘Son un montón, ya ni sé’, dice sonriendo.

No admite que en sus locales se ofrezca el producto ‘trasnochado’ a los compradores. ‘Las que quedan en el día, las enviamos a la Fundación Santa Rita para dárselas a los abuelitos o enfermos de Sida’, sostiene Jurado.

Su suave guiso, recubierto con masa de maíz, ha logrado atraer también a personajes de la farándula y el futbol, que son visitantes asiduos de sus puntos de expendio en el vecino municipio de Chía y la capital.

Para abrirse paso como empresario, Jurado renunció a sus estudios de cine, teatro y televisión y se dedicó de lleno al negocio, porque la idea ‘es extenderlo a más lugares’ de Bogotá, donde viven ocho millones de habitantes.

‘El mayor crédito lo tiene mi mamá (María Realpe), porque ella fue la que realmente comenzó vendiéndolas en las calle, en un carro ambulante’, recuerda.

Cada vez son más los colombianos que tienen a la empanada como un alimento diario. ‘Sin exagerar, yo diría que algunas personas, con bajos ingresos, la tienen como sustituto de la cena’, dice Juan Pinzón mientras consume una.

‘La clásica, que comemos en el Tolima (departamento del suroeste colombiano) es la más rica. Con arroz, papa y algo de carne y por supuesto el maíz y el ají’, sostiene el empleado público, de 55 años de edad.

Reconoce que por su edad, ya no se puede comer las seis o siete que consumía al día cuando era joven. ‘Hay que cuidar la salud porque uno ya es viejito, la grasa sube y la harina en cantidad eleva el colesterol’.

Aunque la empanada es conocida desde la época colonial, con el paso de los años se ha venido posicionando en la gastronomía colombiana, con ingredientes variados, hasta el punto de ser considerada un símbolo nacional.

nuestras charlas nocturnas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s