actualidad, opinion, variedades.

Londres rinde homenaje al padre de James Bond…


ian-fleming-aniversario--644x362abc/Ana Mellado/Londres – Ian Fleming y James Bond no sólo compartían un físico muy similar, sino que también coincidían en su pasión por el café, el alcohol, los cigarrillos e incluso el mismo tipo de mujeres.

Desde que el creador de James Bond abandonase esta vida hace justo 50 años, son muchos los que se han preguntado si la creación de su personaje correspondía en la realidad al perfil de hombre mejorado que él hubiera anhelado ser. Nadie llegará a saberlo con absoluta certeza.

Londres se engalana estos días para celebrar el medio siglo de la desaparición de uno de sus hijos predilectos. Durante la jornada de hoy se han entregado 200 copias de algunos de sus libros, editados por Vintage Publications, cerca de la plaza de Bloomsbury donde se encuentra la escultura de un banco con forma de libro inspirado en el agente secreto más famoso.

«Books about town» (Libros sobre la ciudad) ha distribuido 50 esculturas únicas, bancos con forma de libros, por toda la ciudad de Londres. Cada una de ellas, diseñada por artistas locales, representa una obra de la literatura inglesa, como «El libro de la selva», «La máquina del tiempo» o «El león, la bruja y el armario».

Con esta iniciativa no sólo se pretende promover la literatura, sino que en octubre se subastarán todos los BookBench con el objetivo de conseguir fondos para las actividades de alfabetización de la organización. Probablemente el banco inspirado en James Bond y diseñado por Freyja Dean será uno de los más valorados, tanto por la fascinación que siempre han despertado sus hazañas como por ser el año en que se cumplen 50 años de la desaparición de su creador.
La editorial ha explicado que se trata de un divertido proyecto no sólo para rendir homenaje a Fleming, sino también para celebrar el avance de la alfabetización.

«Es una oportunidad para Vintage Classics, Ian Fleming Publications y Books About town para juntarnos y fomentar la importancia de la lectura de una forma eficaz», comentó Clara Nelson editora de la compañía Vintage.

La leyenda cuenta que James Bond nació exactamente a las tres de la tarde de un 15 de enero (capricornio) de 1952 en la finca Goldeneye (Jamaica), cuando el mundo se enzarzaba en una gran guerra. Ian Fleming aislado en su residencia, de veraneo, esculpió a su gran criatura. Por aquel entonces su personaje se llamaba «Secretan… James Secretan». Sí, por mucho que pueda chirriar hoy esta presentación, el británico tomó prestado el nombre de un filósofo del siglo XIX. Antes de entregar el manuscrito definitivo de Casino Royale (1953), libro inaugural de la saga, cambio de opinión y lo bautizó como Bond tal como revelan sus correcciones de puño y letra sobre un borrador que acaba de salir a la luz.

El escritor británico se nutrió con frecuencia de nombres de gente conocida para bautizar a sus personajes e incluso recurrió a sus enemigos personales para dar nombre a los que se enfrentaban con el agente secreto 007. Una venganza en toda regla que aún acecha a los familiares de aquellos malvados personajes.

«Mi abuelo murió hace 14 o 15 años y nunca tuve tiempo para preguntarle por qué se llevaba mal con Fleming», comentó en su día David Scaramanga, quien se dio a conocer como el nieto del inspirador del malo, malísimo Francisco Paco Scaramanga en la novela «El hombre de la pistola de oro» (1965).

nuestras charlas nocturnas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s