actualidad, opinion, variedades.

Cómo protegerte de insultos y amenazas en las redes sociales


174294008_0lainformacion.com
1 ¿Te insultan? Corta las comunicaciones.

“Cuando alguien te insulta por Internet, normalmente lo que intenta es provocarte para conseguir una respuesta”, explica Javier Maestre abogado del Bufet Almeida. Este experto legal en nuevas tecnologías recomienda “cortar” las comunicaciones con los usuarios que abusan de las libertades de la redes sociales.

No entres en el juego. Podrías caer tú también en el insulto y, en ese caso, perderías la razón.

2 ¿Insulto o falta de respeto?

El insulto es un atentado al honor. Sin embargo, este concepto es muy “abstracto”, pues responde a la sensibilidad o características de cada persona. Javier Maestre aclara que este derecho no es igual en un catedrático, por ejemplo, que en un tertuliano de televisión que se expone de forma pública a las críticas.

La notoriedad de la persona y la gravedad del insulto o amenaza son elementos a estudiar en cada caso concreto. “No se puede establecer de forma fija cuándo se trata de una falta de respeto y cuándo de una falta punible”, añade el experto.

3 Ponte en contacto con la red social.

Lo primero que debes hacer es dirigirte a los gestores de la red social en la que has recibido el insulto. “Es importante ponerles en conocimiento de los hechos”, aconseja Lourdes Guzmán, directora de Red de Despachos de Legálitas.

Twitter, Facebook, Google+ etc. poseen sus propias normas de estilo. Normativa en la que, entre otros elementos, está prohibido agredir verbalemnte a los usuarios. Por ello, desde Legálitas se aconseja acudir primero al departamento de “protección de privacidad y seguridad” de las redes sociales.

4 Si crees que es delito, acude a comisaría.

No te conformes con bloquear el contenido en la red social. “Cuando se trate de un posible delito recomendamos acudir a comisaría y posteriormente a los juzgados de instrucción para denunciar la situación”, comenta Lourdes Guzmán.

En el proceso judicial se puede reclamar una indemnización por “daños y prejuicios” al honor individual. Quedará en manos del juez estimar o no la demanda.

5 Certifica tus pruebas ante notario.

Como en todo juicio, en el caso de las amenazas o insultos también se requiere la aportación de pruebas. Javier Maestre, abogado experto en derechos de Internet, recomienda aportar “capturas de pantalla” certificadas ante notario. A su entender, una impresión de pantalla hecha a título individual podría resultar “muy pobre” en un juicio.

Maestre recomienda acudir a un notario y que sea él quien realice estas capturas de pantalla. El abogado apunta que también existen iniciativas ‘online’ que acreditan la veracidad de las capturas de pantalla y sirven como pruebas en un proceso judicial. Coloriuris, por ejemplo, permite certificar estas actas de navegación.

nuestras charlas nocturnas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s