actualidad, opinion, variedades.

Los 10 países más felices del mundo


1231182h430Por Katia Hetter, CNN/(CNN) – ¿Será que la comida y bebida de los lugares más felices de la Tierra tienen polvo mágico mezclado? ¿O será algo en el aire fresco de las naciones más felices del mundo?

Cuando las Naciones Unidas declararon el 20 de marzo como el Día Internacional de la Felicidad, reconocieron la relevancia de la “felicidad y el bienestar como metas universales y aspiraciones en las vidas de los seres humanos alrededor del mundo”. Esta fecha feliz oficialmente designada está celebrando su segundo año.

Los países más felices, muchos de los cuales están en Escandinavia según el último Reporte Mundial de Felicidad, tienen una fuerte combinación de mayor expectativa de vida, producto interno bruto per cápita, asistencia social, generosidad, libertad para hacer elecciones de vida y menores percepciones de corrupción. Al analizar los datos de felicidad, los funcionarios esperan mejorar el bienestar social, económico y medioambiental del mundo.

¿Qué de aquellos que no vivimos en los 10 países más felices del mundo? No podemos agitar una varita mágica y mejorar la economía doméstica de nuestro país o reducir la corrupción.

Quizás si viajas a países felices con una mente abierta y un corazón amoroso, puedas percatarte de ese espíritu danés de “hygge” lo cual es a veces traducido con demasiada simpleza como la necesidad danesa de “intimidad”. Esto es realmente un sentido complejo de intimidad, comunidad y satisfacción que por lo general sucede con amigos y familiares. En caso que dudes de los daneses y su “hygge”, recuerda que ellos viven en el país más feliz del mundo.

1. Dinamarca

Dinamarca estaba en el primer lugar como el país más feliz del mundo del informe de la felicidad de 2013 y uno de los lugares más felices de Dinamarca sin duda es Jardines de Tivoli. Uno de los parques de atracciones más antiguos del mundo, los jardines de Tivoli reabrirán el 10 de abril para la temporada a la multitud de visitantes nacionales y extranjeros. Si una Copenhague más tranquila es más de tu preferencia, visita el Jardín del Rey en el Castillo de Rosenborg, un lugar popular para que los lugareños hagan picnics durante el verano.

Para realmente capturar ese sentido danés de “hygge”, te recomendamos cenar en una casa danesa. La organización “Dine with the Danes” (cenar con los daneses) empareja a los turistas con las familias danesas de todo el país para una cena casera. Cuenta con la luz de las velas, casi un requisito para esa experiencia especial “hygge”.

2. Noruega

Cenar en la capital noruega de Oslo hará que cualquier gastrónomo sonría de alegría. Oslo celebrará la reconocida guía de alimentos Michelin que otorgará seis estrellas entre los cinco restaurantes de la ciudad, en marzo. Ylajali y Fauna recibieron por primera vez una estrella cada uno, mientras que los restaurantes Bagatelle y Statholdergaarden conservaron su estatus de una estrella. Maeemo mantuvo su calificación de dos estrellas.

Para una experiencia más natural en Noruega, dirígete al Parque Nacional Dovrefjell en la zona montañosa de Dovrefjell para observar bueyes almizcleros, esas criaturas árticas peludas, en una visita guiada. Podrías también ver renos en la zona montañosa, que es la barrera entre el sur y el centro de Noruega.

3. Suiza

El pueblo suizo de Zermatt y las 200 millas de pistas de esquí de la región deleitarán a cualquier esquiador ávido. Y los excursionistas serios disfrutarán del famoso Matterhorn. Incluso en verano las pistas de esquí dan la bienvenida a algunos de los equipos de esquí nacionales para su entrenamiento, y a ti, en tus relajantes vacaciones.

Para una experiencia más tranquila en Suiza, dirígete a su extensa red de senderos para caminata. Toma un baño con suero tibio y cómete un trozo de queso alpino.

4. Países Bajos

El tulipán, las flores holandesas más felices y emblemáticas, ya ha empezado a florecer en los jardines Keukenhof, el cual abre el 20 de marzo para la temporada de primavera de Holanda. Visitantes de toda Europa vienen a ver las diferentes variedades de tulipanes y otras flores. (Asegúrate de visitarlos antes que cierren los jardines el 18 de mayo).

Para una vista más activa de los tulipanes, haz un recorrido en bicicleta por la región productora de flores de Holanda. Los viajeros en buena forma podrán pasear en bicicleta el recorrido Ijsselmeer, que serpentea a través del país durante más o menos unos 400 kilómetros (unas 250 millas) por ocho días. Si no deseas permanecer en tu bicicleta por una semana, hay viajes más cortos o puedes planificar el tuyo.

5. Suecia

Gamla Stan de Estocolmo es uno de los centros de las ciudades medievales más grandes y mejor conservadas de Europa, y una de las principales atracciones de la ciudad. Después de explorar el pasado medieval de Estocolmo, pasea por Royal National City Park de la ciudad, el primer parque nacional urbano del mundo.

Para un intento más pacífico de felicidad en Suecia, ¿por qué no reservar un viaje para remar por Suecia Occidental? Parque Nacional Marino Kosterhavet en la costa de Bohuslän es un lugar ideal para la exploración y se puede llegar al parque desde varias ciudades a lo largo de la costa.

No importa dónde te encuentres, asegúrate de tomar un fika, hora del café, con tus nuevos amigos suecos (no es algo que los suecos hacen solos). Si no bebes café, cualquier bebida está bien. Se trata de relajarse juntos como una comunidad.

6. Canadá

Proteger la tierra del Parque Nacional Banff es una de las decisiones más felices y más inteligentes de Canadá y sin duda vale la pena que inviertas tu tiempo en explorar las áreas de esquí. Dale un vistazo a Skoki Lodge para ver el primer albergue de esquí comercial construido en Canadá.

Si quieres salirte de lo común en Canadá, considera explorar Haida Gwaii (Islas del Pueblo), anteriormente conocido como las Islas de la Reina Carlota y el hogar de la Nación Haida. A solo dos horas de vuelo de Vancouver, hay un montón de actividades al aire libre y exploración de la cultura y la historia de una de las Primeras Naciones de Canadá.

7. Finlandia

Por supuesto, debes ver la aurora boreal y hasta la aldea Santa Claus (abierta todo el año para tu conveniencia). ¿Quieres hacer tu viaje a Finlandia un poco más especial? ¿Qué tal dormir en un iglú de cristal en Kakslauttanen? Disfruta una vista impresionante de la aurora boreal y el cielo estrellado de arriba desde tu habitación aclimatada de iglú para dos personas. (Inodoro incluido). Las duchas están en un edificio aparte).

Si prefieres una pequeña ciudad costera, dirígete a Hanko donde el ciclismo, el surf y el buceo son posibles durante los meses más cálidos. Hay un dicho en idioma finlandés (o eso nos dicen) que cuando estás realmente feliz, sonríes como una galleta de Hanko. (La explicación para eso en este pdf). No puedes no ser feliz en Hanko.

8. Austria

La música en la famosa Sala Dorada del Musikverein en Viena, es la felicidad para los oídos y obtener la famosa tarta de chocolate Sacher en el Café Sacher en Viena es música para la boca.

Si prefieres alejarte del bullicio de la ciudad de Viena, disfruta de una comida en el Pogusch Country Inn, el restaurante hermano del famoso Steirereck en Viena. Para prolongar tu placer, reserva una habitación en el hotel y disfruta de un fin de semana en el país.

9. Islandia

Nadie debería visitar Islandia sin darse un chapuzón en la famosa Laguna Azul del país. El autobús del aeropuerto a veces incluso ofrece a los pasajeros de pago una parada en ese lugar cuando van camino hacia y desde el aeropuerto y las aguas (y los alimentos) son maravillosas. O asegúrate de tomar un baño en cualquiera de las otras piscinas naturales climatizadas del condado.

Si estás listo para una aventura, dirígete al Parque Nacional Snæfellsjökull para ver un glaciar en la cima de un volcán aún activo (aunque la última vez que hizo erupción fue hace 1.900 años). Podrás ver a Snæfellsjökull (glaciar Snæfell), el cráter del volcán Saxhóll, las formaciones de lava masivas Lóndrangar y la cascada escondida Rauðfeldargjá. Snæfellsjökull se hizo famoso por el “Viaje al centro de la tierra” de Jules Verne.

10. Australia

Una de las siete maravillas naturales del mundo y un sitio de la Lista de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, la “Gran barrera de coral” es uno de los lugares que debe ver cualquiera que visite Australia por primera vez. La “Gran barrera de coral” abarca 344.400 kilómetros de área e incluye el mayor ecosistema de arrecifes de coral del mundo. Unas 600 islas continentales, 3.000 arrecifes de coral y más o menos 150 islas de manglares costeros se incluyen en el área.

Sin embargo, se podría argumentar que los habitantes de Wollongong están entre los más felices del país. Rodea el área de parapente y golf (a menos que eso te haga feliz) y ve directo al templo Nan Tien (“Paraíso del Sur “en chino), el templo budista más grande del hemisferio sur. Prueba los retiros de un día o fin de semana para una mejor oportunidad de volver a casa más iluminado, tal vez aún más feliz.

nuestras charlas nocturnas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s