actualidad, opinion, variedades.

Suecia admitió que esterilizó durante un siglo al pueblo gitano


primer-ministro-sueco--644x362.jpg_274898881Uno – Un documento denominado “Libro Blanco” no deja en buen lugar los métodos empleados por Suecia contra unos ciudadanos a los que consideraba “indeseables”: el pueblo gitano. Según este exhaustivo informe, que ha visto la luz esta semana, el Gobierno del país escandinavo habría esterilizado a gitanos, se hizo con la custodia de niños romaníes y prohibió la entrada a todos los gitanos que querían residir en este Estado. Los tratos vejatorios se prolongaron durante los últimos cien años, relata el documento, dividido en seis capítulos.

El Gobierno sueco ha reconocido esta semana que, en efecto, las persecuciones tuvieron lugar y las ha plasmado en este análisis de la situación del pueblo gitano: “La situación de este colectivo hoy en día está ligada a la historia y la discriminación a la que muchos fueron sometidos”, se indica al principio del informe.

Puerta abierta a las demandas

El informe tiene como objetivo “dar reconocimiento a las víctimas y sus familiares, así como crear un entendimiento de la situación de la minoría romaní en la actualidad (…) poniendo de relieve los abusos que han sufrido en un contexto histórico y mostrando cómo los estereotipos y prejuicios se han desarrollado y se han transmitido de generación en generación, y cómo esto ha sido la base de la política gubernamental”, ha reconocido el Ejecutivo sueco a través del Ministerio de Trabajo, el encargado de publicar este documento. Para la elaboración de este informe, el Gobierno sueco se basó en entrevistas, material de archivo, informes de investigación, documentación y compilaciones de documentos y publicaciones oficiales.

En el informe también se indica que el Gobierno sueco trató a la comunidad gitana y sus integrantes como “incapacitados sociales”. Suecia acepta el trato vejatorio y quiere saldar su error con los gitanos después de un siglo de abusos, que comenzaron alrededor de 1900: “Mejorar la convivencia en el presente”, alega ahora el Ejecutivo de Fredrik Reinfeldt.

Asimismo, el ministro de Integración, Erik Ullenhag, dijo de ese trato racista y discriminatorio del Estado que ha sido “un periodo oscuro y vergonzoso de la historia sueca”.

Suecia es un país de unos nueve millones y medio de habitantes y en la actualidad viven en torno a 50.000 gitanos. De momento, las autoridades no contemplan la compensación económica para indemnizar a los familiares de las víctimas de abusos, aunque el Libro Blanco sí abre la puerta a las demandas particulares o conjuntas que quieran interponer miembros afectados de este colectivo tratado de forma inhumana.

nuestras charlas nocturnas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s