actualidad, opinion, variedades.

Ejército israelí enrola jóvenes autistas


4902220140226104749021Por Massimo Lomonaco TEL AVIV, (ANSA) – El ejército israelí decidió continuar con el enrolamiento de jóvenes autistas, de modo de valerse de la extraordinaria capacidad visual de algunos de ellos para identificar hasta el más imperceptible cambio en las imágenes.

El destino para estos jóvenes reclutas es la prestigiosa Unidad 9900, un cuerpo de élite especializado de la inteligencia militar.

Su tarea, sobre la base de datos e imágenes transmitidas por los satélites israelíes en órbita en torno a la Tierra, es proporcionar informaciones detalladas y sensibles a los comandantes en el terreno, de modo de tomar las decisiones más apropiadas.

El programa -realizado en el marco de un plan de inserción social de jóvenes autistas- fue preparado por el Centro Académico Ono de Tel Aviv, con la participación del ejército y tras haber obtenido opinión positiva del jefe del Mossad, Tamir Pardo.

Hace ya cuatro años que Tsahal (el ejército) avanza en el camino de enrolamiento de jóvenes autistas: el primero fue Zohar Peer, de 21 años, que en 2010 fue el primero en vestir uniforme, con gran alegría de su familia.

Pero se remonta al pasado noviembre -según cuenta una investigación de la emisora televisivo Canal 10- la decisión de emplear a algunos de estos jóvenes en la Unidad 9900, gracias a su inigualable capacidad de analistas de las imágenes, aunque estén “en un punto elevado en el espectro de la escala del autismo”.

Los resultados -aseguró el canal- no tardaron en llegar, dándole así la razón a una de las máximas del estratega militar inglés Basil Liddel Hartel, para quien “la más profunda verdad sobre la guerra es que el resultado de las batallas es decidido por las mentes de los comandantes opuestos y no por los cuerpos de sus respectivos soldados”.

El trabajo de los jóvenes autistas consiste en examinar imágenes satelitales de estructuras, zonas, objetivos, pasadas por una computadora: la mayor parte de las veces son las mismas, pero con ángulos y en momentos distintos.

Los autistas demostraron poder captar hasta el más pequeño cambio, que pasa desapercibido en cambio para sus demás compañeros.

“De este modo -afirmó su comandante- salvan vidas humanas”, ya que así las fuerzas combatientes tienen en mano informaciones mucho más precisas y decisivas.

Durante el adiestramiento -de algunos meses de duración- a los jóvenes se les enseña cómo trasladarse de manera independiente entre la base y su casa, de modo de hacerlos sentir lo más autónomos que sea posible, para que adquieran confianza en sus propias capacidades.

Según Canal 2, el proyecto logra contentar a muchos: a los reclutas, que ya no se sienten marginados; a sus familias, que luchan contra la discriminación social; al ejército, que así logró elementos decisivos; y a los responsables del Centro Acdémico Ono, que ven concretar en el terreno lo que antes eran sólo teorías e hipótesis.

nuestras charlas nocturnas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s