actualidad, opinion, variedades.

La hamburguesa gana terreno en Francia


f643ecfd6520f7cc185fdf65221909fcPor Paolo Levi/PARIS, (ANSA)- Tras criticar por años la mala alimentación a través de la comida rápida (fast-food), importada de Estados Unidos, los franceses -tradicionalmente ligados a su cocina, escrita en el patrimonio inmaterial de la UNESCO- parecen ahora haber cambiado de idea y comenzaron a consumir más hamburguesas, dejando en segundo plano el entrecot (bife de carne).

En 2013 las ventas de las hamburguesas “americanas” han barrido con todo. Incluso la “baguette jambon beurre”, otra tradición que parecía inquebrantable terminó cediendo: la mitad de los emparedados comercializados el año pasado eran “burguer” (hamburguesas).

“Son datos impresionantes: dado por la proporción de 1 sobre 9 en 2000 a 1 sobre 7 en 2007 y de 1 hamburguesa sobre 2 en 2013”, explicó Bernard Boutboul, director general de Gira Conseil, el instituto que realizó el estudio, en ocasión de la apertura del “sandwich y snack show”, el gran salón anual de la comida rápida de París.

Según Boutboul, ahora, “en el 75% de los restaurantes tradicionales franceses es propuesto al menos un pan con la hamburguesa en el menú”. En dos años, el aumento de las órdenes en la mesa fue del 40%. En un tercio de los restaurantes en los que es propuesto, la hamburguesa se impone además como líder incontrastable, frente al entrecot, las parrillas o el pescado. Parece un sacrilegio para el tradicional paladar depurado de los franceses.

Hoy, el mercado está aún dominado por las cadenas de comidas rápidas como McDonald’s, para quien Francia representa el segundo mercado del mundo después de Estados Unidos. Pero el año pasado, un cuarto de las 970 millones de hamburguesas consumidas en Francia fueron vendidas en tradicionales restaurantes, símbolo del arte de vivir a la francesa.

Por eso, obviamente, tuvieron que hacer frente a la impresionante avanzada de la comida rápida. En 2012, en realidad, la considerada “comida rápida” conquistó la mayoría del mercado, el 54%, por un volumen de 34.000 millones de euros, “quemando” por primera vez a los restaurantes tradicionales”. Un increíble salto hacia adelante de un tipo de comida otrora despreciada por los franceses.

Basta pensar que apenas un año antes, en 2011, la cuota de la “comida rápida”, se detuvo en el 40%.

En Francia, el éxito de la comida rápida viene atribuida a la reducción de la pausa del almuerzo, pasada de hora y media de 1975 a la escasa media hora de la actualidad. Hábito laborales que impactan en los usos gastronómicos.

Pero también el ingreso en el mercado de tantas alternativas a los simples emparedados, como ensaladas, panecillos o kebab. Así, tal vez no sea una coincidencia en París los negocios de pizza por porción, una vieja tradición popular romana, que están surgiendo como hongos, aunque con precios por las nubes.

Una contradicción de términos, visto que la principal característica de la pizza por porción es aquella de ser un producto barato en el mercado.

El reporte de Gira Conseil confirmó también que los franceses son los segundos consumidores de pizza del mundo, con 10 kilogramos al año, después de Estados Unidos (13). Pero ampliamente delante de los cinco kilos de los italiano, que nunca lo hicieron una norma de esa degustación, sino una esporádica excepción para salir de la rutina. Tal vez después del cine o en el domingo por la noche, cuando hay pocas ganas de ingresar a la cocina para preparar algo para comer, los italianos se aferran a su pizza.

nuestras charlas nocturnas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s