actualidad, opinion, variedades.

Ruido vinculado a muertes, apoplejías e infartos


RuidoAvionLONDRES, (ANSA) – El riesgo a sufrir apoplejías, infartos y problemas circulatorios aumenta notablemente en áreas con ruido excesivo a raíz del tráfico de aviones, de acuerdo a un estudio de científicos británicos.

La investigación del Imperial College London y el King’s College, que analizó los casos de 3,6 millones de residentes vecinos al aeropuerto londinense de Heathrow, concluyó que los riesgos de padecer esos problemas de salud aumentan entre un 10 y 20% en áreas con altos niveles de polución sonora de aviones.

Las conclusiones del estudio fueron publicadas en la revista científica británica British Medical Journal.

Los científicos admitieron con otros expertos que el ruido por sí solo no es necesariamente el causante de los problemas y confirmaron que se necesita profundizar las investigación al respecto.

El estudio británico sugiere que existe un mayor riesgo de hospitalizaciones y muertes por apoplejías, infartos y problemas circulatorios para el 2% de los casos analizados, cerca de 70.000 personas, que vivían en las zonas donde los ruidos por el despegue y aterrizaje de aviones eran más fuertes.

La autora principal de la investigación, Anna Hansell, del Imperial College, indicó que el papel exacto de la exposición al ruido con respecto a los problemas de salud “no está bien establecido”.

“Sin embargo, es posible que sea un factor contribuyente, por ejemplo, al elevar la presión sanguínea o afectar los patrones de sueño de las personas”, sostuvo la experta.

“Existe una reacción contundente al ruido fuerte, si uno es expuesto a esos niveles de sonido los ritmos cardíacos y de presión sanguínea se incrementan”, agregó.

Hansell explicó además que los ruidos de aviones “pueden ser muy malos para algunas personas, afectando su presión sanguínea y llevando a problemas graves de salud”.

“La importancia relativa del ruido de aviones durante el día y la noche también debe ser investigada en mayor grado”, destacó la especialista.

El estudio utilizó información sobre niveles de ruido en 2001 que proveyó la Autoridad de Aviación Civil, y que cubrió 12 municipios de Londres y 9 distritos suburbanos de la capital donde los ruidos de aviones excedían los 50 decibeles, equiparable al volumen de una conversación normal en una habitación silenciosa.

Los científicos británicos sostienen que cada vez menos personas se ven afectadas por los altos niveles de ruido (por sobre los 63 decibeles), a pesar de que hay más aviones volando a diario. Ello se debe principalmente a cambios en el diseño de los aparatos aéreos y a los cronogramas de vuelos.

Según la investigación, los riesgos por enfermedades relacionadas con los ruidos de aviones son menores que aquellos provocados por factores como el tabaquismo, el sedentarismo o una mala dieta.

En un editorial que acompañó el estudio, el profesor Stephen Stansfeld, de la Universidad Queen Mary de Londres, afirmó que los resultados implican que la ubicación de los aeropuertos y la exposición al ruido de aviones “tendría efectos directos para la salud de la población cercana a esos lugares”.

“Los planificadores urbanos deben tener esto en cuenta a la hora de expandir aeropuertos en áreas densamente pobladas o cuando planean la construcción de nuevos aeropuertos”, subrayó Stansfeld.

nuestras charlas nocturnas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s