actualidad, opinion, variedades.

Más reciente

La impactante cifra de vírgenes que alarma al gobierno de Japón


www-infobae-com

infobae  – El dato impacta por su inédito volumen. Y es la explicación más evidente de los cambios demográficos que sufrió Japón en las últimas décadas. Más del 40 por ciento de los jóvenes solteros en ese país es virgen, según un reciente estudio realizado por el Instituto Nacional de Población y Seguridad Social.

El informe puso en alerta a las autoridades que ven cómo su población envejece sin poder revertir esa tendencia. El universo abarca a personas de ambos sexos entre los 18 y los 34 años. Entre los hombres, el número de aquellos que nunca han tenido relaciones alcanza el 42 por ciento, mientras que ese número asciende al 44,2 cuando se trata de las mujeres.

El estudio es realizado cada cinco años y permite a las autoridades monitorear el envejecimiento de la sociedad y sus causas. La natalidad es algo que alarma a diario al gobierno de Tokio. Los incentivos son cada vez más: incluyen desde recorte de impuestos y subsidios para cuidados del bebé para aquellos japoneses que se decidan a ser padres. Pero, al parecer, las ayudas son insuficientes.

Respecto al informe anterior, los porcentajes crecieron de manera sostenida. Hacia 2010, sólo el 36,2 por ciento de los hombres y el 38,7 de las mujeres permanecían vírgenes. Ese porcentaje se acrecentó en un seis por ciento promedio para cada grupo comprendido en el estudio.

Otros datos del paper que preocupó a los funcionarios es el desinterés que muestran los jóvenes japoneses por formar una familia o tener hijos. Si bien el 90 por ciento de ambos grupos estudiados dijo que quería casarse “en algún momento en el futuro“, el 30 por ciento aseguró que no está buscando involucrarse en una relación estable.

nuestras charlas nocturnas.

El tiempo que se tarda en llegar al trabajo “es trabajo”, según sentencia europea


150911132620_commuting_two_304x171_thinkstockBBC MUNDO – El tiempo de movilización de los trabajadores que no tienen un lugar fijo de trabajo debe ser considerado parte de la jornada laboral, según una sentencia Tribunal Europeo de Justicia.

Específicamente, la sentencia se refiere al tiempo que tardan los trabajadores en llegar a su primer compromiso del día y luego en regresar a sus casas al terminar la jornada.

Esto significa que algunas empresas, como las que emplean a cuidadores, plomeros y representantes de ventas pueden estar incumpliendo las reglas europeas sobre jornada laboral.

Según el corresponsal de asuntos legales de la BBC, Clive Coleman, la sentencia tendría un “enorme efecto”.

“Puede ser que los empleadores tengan que organizar los horarios de trabajo para asegurar que las primeras y últimas citas de sus trabajadores se den cerca de sus casas”, explicó Coleman.

Mientras que Chris Tutton, de la firma de abogados Irwin Mitchell, considera que eso también significa que “miles de empleadores pueden estar potencialmente violando las reglas de jornada laboral de Reino Unido”.

‘Salud y seguridad’

150911132425_commuting_624x351_thinkstock

El tribunal dijo que la sentencia es para proteger la “salud y seguridad” de los trabajadores, como establece la directiva de jornada laboral de la Unión Europea.

La directiva está diseñada para proteger a los trabajadores de la explotación y establece normas sobre la duración de la jornada, los descansos y las vacaciones.

Uno de sus principales objetivos es asegurar que ningún empleado de la UE está obligado a trabajar más de la media de 48 horas a la semana.

La sentencia se produjo tras un caso legal en España con una empresa llamada Tyco, que instala sistemas de seguridad.

Tiempo mínimo de descanso

150911132731_commuting_three_624x351_thinkstock

La empresa cerró sus oficinas regionales en 2011, lo que produjo que los trabajadores tuvieran que cubrir distintas distancias para llegar a su primera cita del día.

“El hecho de que los trabajadores empiecen y acaben sus jornadas en sus casas se deriva directamente de la decisión de la empresa de cerrar las oficinas regionales y no del propio deseo de los trabajadores”, dice la sentencia.

“Pedirles que carguen con la decisión de su empresa sería contrario al objetivo de proteger la seguridad y la salud de los trabajadores que persigue la directiva, que incluye la necesidad de garantizar un periodo mínimo de descanso”.

El abogado especializado en ley laboral, Caspar Glyn, también cree que la decisión puede afectar a “millones de trabajadores”.

Sin embargo, Glyn dice que, a pesar de las especulaciones, la sentencia no avala que los trabajadores que cobran el salario mínimo puedan reclamar más dinero por el tiempo que tardan en llegar al trabajo.

“El salario mínimo en Reino Unido deriva del derecho británico, no del europeo. No hay derecho europeo a un salario mínimo”.

“Las regulaciones sobre salario mínimo en Reino Unido no cuentan como trabajo el transporte desde casa o hacia el lugar de trabajo”, dijo.

nuestras charlas nocturnas.

Queen, la banda de rock más adictiva


MUSICA: ARRIVA FILM-CONCERTO DEI QUEENANSA – NUEVA YORK – La banda de rock con las canciones más atrapantes y pegadizas resultó ser Queen, con tres canciones en el Top Ten, de acuerdo a un estudio de la universidad estadounidense de Saint Andrews.
La banda británica terminó con tres de las 10 canciones más pegadizas de todos los tiempos, entre ellas la número 1, “We Will Rock You”, el hit compuesto por el guitarrista Brian May para el álbum “News Of The World” (1977).
Otra canción de ese mismo LP, “We Are the Champions”, quedó en el tercer lugar, mientras que el clásico de Queen “Bohemian Rhapsody”, del álbum “A Night At The Opera” (1975) ocupó el sexto escalón del ranking. Ambas canciones fueron compuestas por el fallecido Freddie Mercury, quien el 5 de setiembre proximo cumpliría 70 años.
La lista, que será utilizada por la marca de aderezos Heinz para su nueva campaña publicitaria, fue realizada de acuerdo a una fórmula matemática desarrollada por la Escuela de Filosofía, Antropología y Estudios de Cine, informaron fuentes de la Universidad de Saint Andrews.
Para determinar si una canción es pegadiza, es necesario tener en cuenta cinco elementos: la repetición rítmica, la previsibilidad, la potencia melódica, la sorpresa y la recepción de los oyentes, explicó el investigador Beda Williams, a la revista NME.
El pegadizo tema “Happy”, de Pharrell Williams, aparece en el segundo lugar, mientras que Michael Jackson, con “Beat It”, figura en el lugar 16.
“Si nos fijamos en las canciones que surgieron de la investigación, todas ellas tienen una huella digital rítmica distintiva”, dijo Williams. “Si eliminamos la melodía, de todos modos siguen siendo reconocibles por su ritmo”, destacó.
El listado de las 20 canciones más pegadizas de la historia, según el estudio es el siguiente: 1. Queen, “We Will Rock You” 2. Pharrell Williams, “Happy” 3. Queen, “We Are the Champions” 4. The Proclaimers, “I’m Gonna Be (500 Miles)” 5. The Village People, “YMCA” 6. Queen, “Bohemian Rhapsody” 7. Europe, “The Final Countdown” 8. Bon Jovi, “Livin’ on a Prayer” 9. Various artists, “Jingle Bells” 10. Baha Men, “Who Let the Dogs Out?” 11. Psy, “Gangnam Style” 12. Rick Astley, “Never Gonna Give You Up” 13. Journey, “Don’t Stop Believin'” 14. Mark Ronson, “Uptown Funk” 15. Taylor Swift, “Shake It Off” 16. Michael Jackson, “Beat It” 17. Kaiser Chiefs, “Ruby” 18. Cast of The Rocky Horror Show, “The Timewarp” 19. Meghan Trainor, “All About the Bass” 20. Culture Club, “Karma Chameleon”.

nuestras charlas nocturnas

La amistad del perro y el humano, en la mira de la ciencia


www.infobae.comInfobae – Desde hace mucho tiempo se cree que los perros fueron los primeros animales en ser domesticados por el hombre. Existen evidencias de que la domesticación de los caninos tuvo lugar hace 15 mil años. Sin embargo, la verdadera historia detrás de cómo los perros pasaron de lobos salvajes a mascotas consentidas todavía es un terreno incierto para la ciencia.

“Un verdadero enigma”, lo catalogó el doctor Greger Larson, profesor de genómica evolutiva del departamento de arqueología de la Universidad de Oxford en Inglaterra. El especialista aclaró, así y todo, que para descifrar el misterio “habría que dejar de pensarlo como un evento específico, sino como un cambio multigeneracional a largo plazo”.

Larson forma parte de un equipo internacional de científicos que trabaja día a día para poder determinar cuándo, dónde y cuántas veces fueron domesticados los perros, preguntas que todavía no lograron reunir una teoría científica en común. “Hay un montón de especulaciones, pero el campo científico realmente carece de un consenso”, sentenció Larson en una entrevista reciente con la revista TIME. “Todavía hay mucho que no sabemos porque se necesita una gran cantidad de información antigua que es realmente muy difícil de conseguir”.

La última teoría elucubrada, y la que hasta el momento parece estar más acertada, sugiere que la domesticación de los antiguos lobos salvajes puede haber tenido lugar en Asia y Europa, pero con un aproximado de mil a 2 mil años de diferencia entre ambos casos, según datos de la investigación de este equipo.

Los investigadores estudiaron detenidamente diferente fósiles caninos y muestras de ADN modernas y encontraron una profunda división entre las características de los perros modernos de Asia Oriental y los del Oriente Medio y Europa. Esta brecha puede haberse producido hace aproximadamente más de 6 mil y 14 mil años. La hipótesis es significativa, según Larson, debido a que la doble domesticación (algo que muy poco probablemente haya sucedido al azar) sugiere que los factores externos pueden haber forzado a los lobos salvajes, frecuentemente agresivos, a forjar una relación de trabajo con los seres humanos para sobrevivir.

nuestras charlas nocturnas.

La mayor pirámide del mundo que se oculta dentro de una montaña en México


Agotamiento emocional: por qué estamos permanentemente exhaustos


Hace algunos años, Anna Katharina Schaffner se convirtió en víctima de una “epidemia” de agotamiento.

Comenzó con una especie de inercia física y mental y, según sus propias palabras, un “sentido de pesadez” en todo lo que hacía.

Incluso las tareas más mundanas absorbían su energía y cada vez le resultaba más difícil concentrase en el trabajo.

Cuando trataba de relajarse, se encontraba revisando obsesivamente su correo electrónico.

Al cansancio se sumó la apatía: “Estaba desencantada, desilusionada y desesperanza”, confiesa.

Esas sensaciones les resultarán familiares a muchas otras personas -incluidos famosos como el papa Benedicto XVI hasta Mariah Carey- que fueron diagnosticadas con agotamiento emocional.

Enfermedad moderna

Si tenemos en cuenta lo que dicen los medios de comunicación, es una enfermedad puramente moderna; casi todas las veces que Schaffner encendía la televisión, había un debate al respecto.

Schaffer, quien es crítica literaria e historiadora en la Universidad de Kent, Reino Unido, decidió investigarlo.

El resultado, su nuevo libro: “Agotamiento emocional: una historia”, un fascinante estudio sobre las formas en que doctores y filósofos comprendieron los límites de la mente humana, el cuerpo y la energía.

El agotamiento emocional es una preocupación hoy día, con cifras especialmente sorprendentes en algunos sectores con gran desgaste físico y emocional, como la sanidad.

Hay quien argumenta que el agotamiento emocional es tan sólo una etiqueta no estigmatizada de la depresión.

En su libro, Schaffner cita un artículo de un diario alemán que defiende que el agotamiento es una “versión lujosa” de la depresión para altos profesionales.

“Sólo los fracasados se deprimen”, dice el artículo.

Sin embargo, ambos trastornos son muy diferentes.

 

_90547968_727447d0-3402-4a31-9da3-4dd1af4e4a04

¿Cerebros evolucionados?

“Los expertos suelen coincidir en que la depresión conlleva una pérdida de autoconfianza e incluso autodesprecio, y ése no es el caso del agotamiento emocional, donde la imagen sobre uno mismo suele permanecer intacta”, dice Schaffner.

“La rabia en el agotamiento no se suele volver contra uno mismo, sino más bien contra la empresa o los clientes para quienes uno trabaja, o el sistema socio-político o económico”, añade.

El agotamiento emocional tampoco debería confundirse con el síndrome de fatiga crónica (SFC), el cual implica periodos prolongados de fuerte cansancio físico y mental durante al menos seis meses. Y muchos pacientes reportan dolor físico con la menor actividad.

Hay una teoría que dice que nuestros cerebros evolucionaron para lidiar con el entono laboral moderno.

El aumento del énfasis en la productividad -y la necesidad de probar que uno merece el puesto de trabajo- dejó a los empleados en un estado permanente de “pelear o huir”.

Esto se desarrolló, originalmente, para enfrentar peligros graves.

Pero si sufrimos este tipo de presión día tras día, nuestras hormonas del estrés aumentan.

Además, para muchos la presión no termina con el trabajo.

Las ciudades (y los dispositivos tecnológicos) siempre están activas, lo cual hace difícil tomarse un descanso. Sin poder recargar nuestras mentes y cuerpos, nuestras baterías siempre están en las últimas.

_90547972_b50742b2-dba4-4a64-92b9-1d2d21075ee8

De Galeno en adelante

Esa, al menos, es la teoría.

Pero cuando Schaffner analizó la literatura histórica, descubrió que la gente padeció fatiga crónica mucho antes del auge del entorno laboral moderno.

Uno de los primeros análisis sobre el agotamiento lo escribió el médico romano Galeno.

Al igual que Hipócrates, Galeno creía que todas las dolencias físicas y mentales se debían al equilibrio relativo de los cuatro humores: sangre, bilis amarilla, bilis negra y flema.

Una acumulación de bilis negra, decía, ralentizaba la circulación y obstruía las vías cerebrales, provocando letargo, apatía, cansancio, pereza y melancolía.

Aunque ahora sabemos que no tiene base científica, la idea de que nuestros cerebros estén llenos de un líquido similar al alquitrán refleja, sin duda, el hecho de que mucha gente se sienta agotada.

En la época en que el cristianismo se había apoderado de la cultura occidental, el agotamiento era visto como un signo de debilidad espiritual.

“Era visto como una falta de fe y de voluntad; lo espiritual contra lo carnal”, dice Schaffner.

Las explicaciones religiosas y astrológicas continuaron abundando hasta el nacimiento de la medicina moderna, cuando los doctores comenzaron a diagnosticar síntomas de fatiga, como la neurastenia (trastorno neurótico caracterizado por una sensación de fuerte cansancio).

Personajes intelectuales, desde Oscar Wilde hasta Charles Darwin, Thomas Mann y Virginia Woolf fueron diagnosticados con neurastenia.

Los médicos culparon a los cambios sociales de la revolución industrial, aunque los nervios delicados también eran percibidos como un signo de refinamiento e inteligencia.

_90547970_e999dbe3-cd91-4849-8a1c-7e62852fc185

¿Parte de la “condición humana”?

Muchas personas a lo largo de la historia se sintieron tan cansadas como nosotros ahora, lo cual sugiere que tal vez la fatiga y el cansancio sean parte de la condición humana.

“Lo que cambia a través de la historia son las causas y efectos relacionados con el agotamiento emocional”, dice Schaffner.

En la Edad Media, era el demonio del mediodía; en el siglo XIX, lo fue la educación de las mujeres; y en la década de los 70, el auge del capitalismo y la despiadada explotación de los empleados.

En realidad, todavía no comprendemos realmente qué es lo que nos provoca esa sensación de “energía” y cómo puede disiparse tan rápidamente sin esfuerzo físico.

No sabemos si los síntomas se originan en el cuerpo o en la mente; si son el resultado de la sociedad o si son creados por nuestro propio comportamiento.

Tal vez sea un poco de todo: la creciente comprensión de la conexión entre el cuerpo y la mente nos ha mostrado cómo nuestros sentimientos y creencias tienen una profunda influencia en nuestra fisiología.

Sabemos que la angustia emocional puede aumentar la inflamación y exacerbar el dolor, por ejemplo. Y en algunos casos puede incluso provocar convulsiones y ceguera.

“Es muy difícil decir que una enfermedad es puramente física o puramente mental porque suele ser una mezcla de ambas”, dice Schaffner.

En ese sentido, no es de extrañar que nuestras circunstancias puedan obnubilar nuestras mentes y casi paralizar nuestro cuerpo con letargo.

Y esto no debería sugerir de ningún modo que los síntomas sean imaginarios o inventados; pueden ser tan “reales” como la fiebre que sentimos cuando tenemos gripe.

_90548325_434623e9-7d1e-48a6-aa5b-764236d2edde

Súmale las redes sociales…

Schaffner no niega las tensiones de la vida moderna.

Cree que se deben, en parte, a nuestra mayor autonomía, pues cada vez más trabajos nos dan la libertad para gestionar nuestras propias actividades.

“Se manifiesta, principalmente, en la ansiedad por el bajo rendimiento y en la sensación de no ser lo suficientemente buenos o de no cumplir las expectativas“, explica.

También sostiene que las redes sociales y los correos electrónicos pueden agotar nuestras reservas.

“En muchos sentidos, las tecnologías que estaban enfocadas a ahorrar energía se han convertido en factores de estrés por sí mismos”, dice Schaffner.

Hoy día, es más difícil que nunca dejar el trabajo en la oficina.

Si la historia nos enseñó algo, es que no hay una cura fácil para este mal.

En el pasado, a los pacientes con neurastenia les prescribían reposo prolongado, pero el aburrimiento aumentaba su malestar.

Hoy, la gente que padece agotamiento puede recibir terapias cognitivo-conductuales para ayudarles a gestionar sus síntomas e identificar la manera de recargar energía.

“Las curas para el agotamiento son específicas. Tienes que saber lo que consume tu energía y lo que la restaura“, dice Schaffner.

Algunas personas pueden requerir la estimulación de deportes extremos, mientras que otras prefieren leer un libro.

“Lo importante es definir los límites entre trabajo y placer”, agrega.

Schaffner dice que su conocimiento (sobre el tema) le ayudó a manejar los altibajos de sus propios niveles de energía.

“Investigar y escribir sobre el agotamiento fue, paradójicamente, muy revitalizante”, dice Schaffner.

“Hay algo muy reconfortante en aprender que uno no está solo, que otras personas se sienten igual, aunque en diferentes circunstancias”, concluye.

nuestras charlas nocturnas.

 

Los mensajes escondidos en “El jardín de las delicias”, el cuadro más famoso y enigmático de El Bosco